Para ti, amiga Teresa. Siguiendo tu deseo, interiorizo tus sentimientos e intento expresarlos adaptándome, en lo posible, a tus sugerencias.


 

 

¡VETE!

Por

Emma-Margarita R. A.-Valdés

¿Por qué he dejado de amarte?,

me preguntas la razón.

He llegado a idolatrarte.

¡Me rompiste el corazón!.

Eras mi único baluarte,

derruido con engaños.

¡Duele!, ¡lastima apartarte

y recordar nuestros años!.

 

Duele el rescoldo caliente.

Duele el ascua atesorada.

Duele tu imagen ardiente.

Duele la esencia inflamada.

Se ha abrasado la simiente

de tu amor en mi sembrado.

Ya no es tu cuerpo atrayente.

Y mi cuerpo está asolado.

¡Sé que no podré olvidarte!.

Arribarás a mi noche

y desearé abrazarte.

Me pides no te reproche...

¡Calla!. ¡No quiero escucharte!.

¡Vete lejos de mi vida!.

¡Vete!, sólo alcanzo a darte

fría sangre de mi herida...

Emma-Margarita R. A.-Valdés

 

Poesía vital - Contenido

 

Libros de Emma-Margarita R. A.-Valdés

 

Si quiere enviar un mensaje recomendando

estas páginas, pulse AQUÍ

Añada este sitio a sus Favoritos

Pintor: Miguel Avataneo