VENGA A MÍ TU ESPÍRITU DE LUZ

Por

Emma-Margarita R. A.-Valdés

 

Dame, Señor, la claridad que alumbra

la sombra de mi original profano.

Rescátame de atávica penumbra

y guíame a tu orilla de la mano.

 

Hoy me invade un profundo sentimiento

de ofrecerte los dones recibidos,

yo soy un misionero, un instrumento

de tus dogmas, a todos dirigidos.

 

Que el Ser de Luz me dé capacidad.

Son sus dones fulgor de su presencia:

sabiduría, entendimiento, ciencia,

fuerza, consejo, amor a Dios, piedad.

 

Sus frutos: longanimidad, bondad

mansedumbre, fidelidad, paciencia,

benignidad, modestia, continencia,

castidad, gozo, paz y caridad.

Iré desde tu cuna hasta tu cruz,

y será tu Palabra, tu Verdad,

el faro de mi negra oscuridad.

 

Que venga a mí tu Espíritu de Luz,

que me colme de amor y de humildad

y cante tu perdón y tu bondad.

 


Del libro: "VERBO y verso"
Reservados todos los Derechos.
Prohibida la reproducción sin expreso consentimiento.

email del autor: universo@universoliterario.net




      

Contenido del sitio

Poesía trascendental

Música: Sólamente Tú.