TRABAJADORES

A la mujer y al hombre del trabajo

Por

Emma-Margarita R. A.-Valdés  

         
 

 

Trabajador que madrugas

para iniciar tu jornada

en el mundo del trabajo,

en el que tú eres el alma.

Ganas el pan y la sal

necesarios en tu casa

y te empleas con esfuerzo

a ser digno de tu paga.

 

 

Produces con la ilusión

de ofrecer tu obra acabada,

de ser útil, competente,

en la empresa en que trabajas.

Día a día, hora tras hora,

en la tarea te afanas

y regresas a tu hogar,

al reposo en paz, en calma.

 

 
         
 
         
 

 

Con tu tarea cumplida

te sientes como un monarca,

un benefactor del pueblo,

un militar en batalla,

un luchador invencible

ganador de una medalla,

contribuyes a que el mundo

sea lugar de bonanza.

 

 

 

Incrementas la riqueza

con frutos de tu constancia,

ayudas a desterrar

la escasez en las moradas.

Sabes que eres necesario,

que sin ti el mundo no avanza,

y por esta gran razón

te entregas en cuerpo y alma.

 
         

         
 

 

Emma-Margarita R. A.-Valdés

Empresarios

La empresa

Poesía vital

Contenido

 

 

 

Si quiere enviar un mensaje recomendando estas páginas, pulse AQUÍ

 

Añada este sitio a sus Favoritos

Libros de Emma-Margarita R. A.-Valdés