SEMBLANZA

Por

Emma-Margarita R A.-Valdés

A Teresa, en agradecimiento por indicarme el contenido de esta poesía

Revestido de niebla anochecida,

ante tus ojos fríos,

desnudo de tu luz,

tiembla de amor mi cuerpo.

 

Indago en la espesura,

en la íntima hojarasca de tu fronda,

esperando alcanzar lo inalcanzable,

tras el cristal velado por las hiedra

de tu mirada esquiva.

 

Sólo veo en el fondo de tus sueños

laberinto de oscuros entresijos,

hermético, recóndito.

 

Sólo siento tus ramas deshojadas,

la orfandad de caricias en tus dedos estáticos,

la apatía, el hastío,

la gélida humedad de labios estoicos,

desbandada de besos,

silencio encubridor,

inhóspita cosecha de tu erial.

 

Habito ante tu verja,

recorro los senderos desolados

en mis lóbregas noches solitarias

por tardes derramadas en esquina

poblada por la sombra.

 

Crece escarcha en la ruta del olvido,

se aleja el horizonte de mi paz,

y el vacío me grita

en el mutismo de mi cuerpo roto.

Emma-Margarita R A.-Valdés

Entradas a:

Contenido del sitio

Poesía vital

Poesía trascendental

Si quiere enviar un mensaje recomendando

Universo Literario, pulse AQUÍ

Añada Universo Literario a sus Favoritos

 

Todos los derechos reservados © - Emma-Margarita R. A.-Valdés

 

Pintor: Chen Bolan