SALES, MARÍA, CON TUS PARIENTES,

PARA HABLARLE

Por toda la región de Galilea

anda tu hijo, el Mesías, predicando

la palabra salvífica y curando,

haciendo dignamente su tarea.

Vigilas asomada a tu azotea,

acechas el futuro, escudriñando

los rumores, que infames van lanzando,

y un peligro en el cierzo merodea.

Sales, con tus parientes, para hablarle.

Pero Él está sentado entre la gente,

que le escucha enfervorizadamente,

amontonada, a punto de aplastarle.

Aguardas fuera, absorta al contemplarle.

Le avisan que su madre está presente

con su familia y, sosegadamente,

permanecen allí para esperarle.

Cuando a Jesús le dicen que María

le reclama, en unión de sus hermanos,

sus parientes, discípulos, paisanos,

oculta su emoción y su alegría

para dar su esencial teología:

¿Quién es mi madre y quienes mis hermanos?,

los hijos de mi Padre, los humanos

que hacen su voluntad con valentía.

Tú entiendes su postura, es su misión,

Él es el Salvador, el Rey enviado

a indultar al confeso de pecado,

y tu ofrenda también es redención.

Eres regia en tu libre humillación,

viviendo para Él, a su costado,

en tu puesto cercano y retirado,

participando en la obra del perdón.

El escéptico afirma que esta escena

es negación de tu virginidad.

Satanás, tu enemigo, con maldad

la tergiversa, él odia tu patena.

Son parientes, no hermanos, la cadena

de la sangre y la auténtica amistad

en la fe, que unifica, y la heredad

que Jesús les dará en la última cena.

Ni Lot era el hermano de Abraham,

ni Santiago, José, Simón y Judas

lo fueron del Mesías, y sin dudas

Jacob no era el hermano de Labán.

Cuando en Pascua le buscas con afán

no hay otros hijos a los que tú acudas.

Porque estás sola, sin tener ayudas,

desde la Cruz, Jesús te entrega a Juan.

 

Emma-Margarita R. A.-Valdés

Del libro "Antes que la luz de la alborada, tú, María"

Poesía trascendental

Virgen María

Contenido

Libros de Emma-Margarita R. A.-Valdés

Si quiere enviar un mensaje recomendando

estas páginas, pulse AQUÍ

Añada este sitio a sus Favoritos

Pintor: Carl Heinrich Bloch