TRÍPTICO DEL PERDÓN

Por

Emma-Margarita R. A.- Valdés

I – ¡ENSÉÑAME, SEÑOR, A PERDONAR!

 

¡Enséñame. Señor,  a perdonar!

Tus brazos en la cruz, escarnecido,

son un abrazo abierto al que te ha herido,

te inmolas por amor en vil altar.

 

Llagado, solo y próximo a espirar,

nos legas tu perdón en un gemido,

entregas hasta el último latido,

mas sabes volveremos a pecar.

 

¡Enséñame, Señor, a perdonar!

Abre al amor mi corazón herido.

Que olvide la traición y vuelva a amar.

 

Deseo perdonarle y olvidar

y superar el daño producido

y conseguir la unión sin recelar.

II – ESPLENDOR DEL PERDÓN

 

Las compuertas del alma trae abiertas,

rebosando en tu boca la verdad,

anegado de fiel sinceridad,

libre de hipocresías encubiertas.

 

Riega con tu pasión mis secas huertas,

inunda con tu amor mi soledad.

¡Sembremos la ideal felicidad

y haremos fértil nuestra tierra yerta!.

 

Injertaré tu amor en mis heridas.

Acogerán mis lágrimas tus venas.

Renacerá la dicha desprendida.

 

Con nuevo amor las ramas florecidas

podré olvidar aquellas hondas penas,

crear brillantes horas compartidas.

III – OCASO DEL PERDÓN

 

Tu amada voz, grabada en mi memoria,

me habla de amor, ¡recuerdo tan querido!,

me invade su alegría y su quejido,

la pasión y el dolor de nuestra historia.

 

Me dices que perdone la irrisoria

aventura que yace en el olvido.

En mi interior perdura su latido.

El fuego de mi amor es fría escoria.

 

Ya es tarde, ¡tarde!. Noches de tormento,

de soledad, de llanto de añoranza,

marchitaron la flor del sentimiento.

 

Tras agrio, cruel, tenaz resentimiento,

sólo hallarás en mí desesperanza.

Perdón te doy como último lamento.

Emma-Margarita R. A.- Valdés

 

Entradas a:

Contenido del sitio

Poesía vital

Poesía trascendental

 

Si quiere enviar un mensaje recomendando

Universo Literario, pulse AQUÍ

Añada Universo Literario a sus Favoritos

 

Todos los derechos reservados © - Emma-Margarita R. A.-Valdés

 

Pintor: Montserrat Gudiol