OLVIDO

Por

Emma-Margarita R. A.-Valdés


 

Ha llegado la hora del olvido

en la estrella fugaz de un sentimiento,

de alejar la tormenta y el lamento

por el amor soñado y hoy perdido.

 

En estatua de sal me he convertido.

La cima de mí helado pensamiento

no habita en el paisaje del momento

y mi pecho no es urna de un quejido.

 

Gracias por el dolor de tu abandono.

Gracias porque el amor pude sentir.

Gracias por la experiencia de vivir.

 

Hoy, que me siento libre, te perdono.

Hoy sé, que sin dolor, puedo morir.

¡Hoy nazco a nueva vida sin sufrir!.

 

 


Emma-Margarita R. A.-Valdés



 

 

Entradas a:

Contenido

Poesía vital

Poesía trascendental

 

Si quiere enviar un mensaje recomendando

Universo Literario, pulse AQUÍ

Añada Universo Literario a sus Favoritos

 

Todos los derechos reservados © - Emma-Margarita R. A.-Valdés