NO SE SABE… SE SIENTE

 

 

No se sabe... se siente,

es un espacio inmenso más allá de la muerte

es otra dimensión que nos envuelve.

 

El espíritu alarga sus dedos y lo palpa,

lo acaricia, lo abraza,

se paraliza y se exalta

 

Es un ansia infrenable de paz y libertad,

de una vida inmortal,

de habitar en el círculo estelar.

 




 

No se sabe... se siente,

es lo que nos atrae y nos conmueve,

y en invierno florece.

 

Es tan solo un momento, un infinito instante,

es el vuelo de un ángel,

un canto de esperanza entre los matorrales,

 

un éxtasis ajeno al tránsito del tiempo,

es la inmensa añoranza de un bienestar eterno,

un afán de romper cadenas del destierro.

 



 

No se sabe... se siente.

es el encuentro celestial, solemne,

y mora enamorado el dulce huésped.

 

Horizontes rosados que palpitan

con el sol alumbrando las esquinas

del ser, que se estremece entre las ruinas

 

Y crece en el silencio

la paz que nos ofrece el glorioso concierto,

la divina armonía del convenio supremo.




 

No se sabe... se siente.

¿Que acabe en fantasía o en realidad comience…?

es posible que exista más allá de la muerte.



Emma-Margarita R. A.-Valdés



           

Música: Balada del reencuentro