Aparición de Jesús. "Señor mío y Dios mío": Lc 16,14.24,36-43; Jn 20,19-29

Del libro "VERBO y verso"

Por

Emma-Margarita R. A.-Valdés

 


 

 

MI SEÑOR Y MI DIOS

 

 

Mi tiempo era de luto y de llanto

por tu muerte anunciada.

Mi espíritu indefenso,

 encarcelado en mi mutismo frío,

con temor a las sombras.

 

En el atardecer,

cuando la oscuridad

 inaugura la noche en la distancia,

llegaste de lo alto

a paliar mi tristeza,

a revelar la aurora.

 

Yo no estaba presente en el instante

de tu resurrección.

Me dieron la noticia de tu presencia viva

para iniciar mi pascua.

Alejada de ti,

mi alma pesarosa,

lloraba tu abandono en el camino,

no entendía tu muerte,

mas un día, en mi mundo,

me mostraste tu amor,

¡no temas! Me dijiste.

Me dejaste palpar tu piel herida

y un grito de alabanza y de entrega,

de dolor y de dicha,

estalló en lo recóndito de mi alma:

¡Señor mío y Dios mío!

 


Emma-Margarita R. A.-Valdés

email del autor: universo@universoliterario.net





 

Contenido del sitio

 

Poesía trascendental

Si quiere enviar un mensaje recomendando

Universo Literario, pulse AQUÍ

Añada Universo Literario a sus Favoritos

Todos los derechos reservados © - Emma-Margarita R. A.-Valdés

Del libro: "VERBO y verso".
email del autor: universo@universoliterario.net