Milagro eucarístico de Bettbrunn (Alemania)

 

 

1125 - Bettbrunn (Alemania)

El Milagro Eucarístico de Bettbrunn se manifestó cuando un piadoso campesino, por un exceso de celo, robó una Hostia consagrada para llevarla a su granja, en Viehbrunn.

El milagro:

En el lugar en el que hoy surge el pueblo y la iglesia, existía una pequeña granja llamada Viehbrunn, porque al lado había un pozo, utilizado para que los animales bebiesen. El propietario era un hombre profundamente devoto del Santísimo Sacramento, que se lamentaba de no poder asistir siempre a la Misa porque la iglesia parroquial de Tholling se encontraba a una hora y media de distancia. Movido por este celo, decidió resolver el problema robando una Hostia consagrada para llevársela a su casa. Así pues, el campesino la colocó en un orificio en la parte superior de su bastón, hecho a propósito para la Hostia. Cada día,  cuando el rebaño reposaba, clavaba el bastón en la tierra y, arrodillado, adoraba largas horas el  Santísimo.

Por varios meses el campesino tuvo consigo la Hostia, hasta que un día, distraído, movió bruscamente el bastón, porque el rebaño se había alejado demasiado, y la Hostia cayó a tierra. El pastor, profundamente dolido, se inclinó para recogerla, pero toda tentativa fue inútil. No sabiendo qué hacer, corrió a la parroquia de Tholling para pedir ayuda al sacerdote. Pero también fue imposible para éste levantar la Sagrada Forma; así que resolvieron llamar al Obispo de Regensburg, Hartwich, quien se dirigió al lugar, junto con todo el clero. El Obispo logró recoger la Hostia sólo cuando prometió al Señor que construiría una capilla en ese mismo lugar.

En 1125 la capilla fue concluida y la preciosa Reliquia se conservó allí mismo hasta el año 1330, cuando un incendio la destruyó completamente. La capilla fue reconstruida y en su interior fue depositada una columna que había sobrevivido al incendio.

La noticia del Prodigio se difundió velozmente y atrajo a muchísimos peregrinos.

La creación del pueblo de Bettbrunn y la construcción de la actual iglesia de San Salvador se debe a un Prodigio Eucarístico, verificado en 1125.

 

 

 

 

 

Interior de la iglesia de San Salvador

 

 

Entradas a:

Milagros Eucarísticos

Poesías eucarísticas

Contenido de Universo Literario

 

 

 

 

 

Si quiere enviar un mensaje recomendando

Universo Literario, pulse AQUÍ

Añada Universo Literario a sus Favoritos