Pintor: Mark Spain

Para ti, amiga Teresa. Acompañándote en el dolor y cumpliendo tu deseo, interiorizo y me convierto en protagonista de tus sentimientos e intento expresarlos adaptándome, en lo posible, a tus sugerencias.


 MI ÚLTIMO LAMENTO

 

Por

Emma-Margarita R. A.-Valdés

Tu amada voz, grabada en mi memoria,

me habla de amor, ¡recuerdo tan querido!,

me invade su alegría y su quejido,

la pasión y el dolor de nuestra historia.

 

Me dices que perdone tu irrisoria

aventura que yace en el olvido.

En mi interior perdura su latido.

El fuego de mi amor es fría escoria.

 

Ya es tarde, ¡tarde!. Noches de tormento,

de soledad, de llanto, de añoranza,

marchitaron la flor del sentimiento.

 

Tras agrio, cruel, tenaz resentimiento,

sólo hallarás en mí desesperanza.

Perdón te doy como último lamento.

 

Te di el perdón como último lamento,

no quiero saber más de tu existencia,

del amor que amargó mi adolescencia

en noches de abandono y de tormento.

 

No me digas que aún el sentimiento

sigue vivo a pesar de larga ausencia.

Mataste mi ilusión y mi inocencia,

no me estremece tu apasionamiento.

 

Yo sé que, a tu manera, me has querido,

fue una aventura bella, aleatoria,

y hoy deseas volver a su latido.

 

En mi interior no emite ni un quejido

y, en el negro rincón de la memoria,

como un capricho yace en el olvido.

 

Emma-Margarita R. A.-Valdés

 

  Pintor: Georges de Feure

 

 

Pintor: José Luis Corella

Contenido

Poesía vital

Si quiere enviar un mensaje recomendando
estas páginas, pulse
AQUÍ

Añada este sitio a sus Favoritos

Libros de Emma-Margarita R. A.-Valdés