CALENDARIO LITÚRGICO

TIEMPOS LITÚRGICOS

 

Septiembre año 2017

Textos de los Evangelios de la liturgia y poesías relacionadas con ellos

Para regresar a esta página, después de visitar la poesía,
pulse el retroceso de su ordenador

 

Septiembre:

 

(Día 1, septiembre, viernes , Mt 25,1-13. Ntra. Sra. del Puig, Ntra. Sra. de la Cinta. Jornada Mundial de Oración para el Cuidado de la Creación)

Mateo 25,1-13 - "¡Que llega el esposo, salid a recibirlo!" - En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos esta parábola: "Se parecerá el reino de los cielos a diez doncellas que tomaron sus lámparas y salieron a esperar al esposo. Cinco de ellas eran necias y cinco eran sensatas. Las necias, al tomar las lámparas, se dejaron el aceite; en cambio, las sensatas se llevaron alcuzas de aceite con las lámparas. El esposo tardaba, les entró sueño a todas y se durmieron. A medianoche se oyó una voz: ¡Que llega el esposo, salid a recibirlo!. Entonces se despertaron todas aquellas doncellas y se pusieron a preparar sus lámparas. Y las necias dijeron a las sensatas: Dadnos un poco de vuestro aceite, que se nos apagan las lámparas. Pero las sensatas contestaron: Por si acaso no hay bastante para vosotras y nosotras, mejor es que vayáis a la tienda y os lo compréis. Mientras iban a comprarlo, llegó el esposo, y las que estaban preparadas entraron con él al banquete de bodas, y se cerró la puerta. Más tarde llegaron también las otras doncellas, diciendo: Señor, señor, ábrenos. Pero él respondió: Os lo aseguro: no os conozco. Por tanto, velad, porque no sabéis el día ni la hora".

Juan bautista

Juan bautista, en mp3, recitada por la autora

Juan abrió las veredas

Juan abrió las veredas, en mp3, recitada por la autora

La venida del Hijo del Hombre

La venida del Hijo del Hombre, en mp3, recitada por la autora

La vida ha sido un vuelo de paloma

La vida ha sido un vuelo de paloma, en mp3, recitada por la autora

Antiguos paisajes

Antiguos paisajes, en mp3, recitada por la autora

¡Tiempo... retrocede!

¡Tiempo... retrocede!, en mp3, recitada por la autora

Exóticas riberas

Exóticas riberas, en mp3, recitada por la autora

Al final

Al final, en mp3, recitada por la autora

Espíritu inmortal

Espíritu inmortal, en mp3, recitada por la autora

Mi crecida de amor

Mi crecida de amor, en mp3, recitada por la autora

Especial Virgen María

(Día 2, septiembre, sábado, Mt 25,14-24.27-28 )

 

Mateo 25, 14-24.27-28 - "Como has sido fiel en lo poco, pasa al banquete de tu señor" - En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos esta parábola: "Un hombre que se iba al extranjero llamó a sus empleados y los dejó encargados de sus bienes: a uno le dejó cinco talentos de plata, a otro dos, a otro uno, a cada cual según su capacidad; luego se marchó. El que recibió cinco talentos fue enseguida a negociar con ellos y ganó otros cinco. El que recibió dos hizo lo mismo y ganó otros dos. En cambio, el que recibió uno, hizo un hoyo en la tierra y escondió el dinero de su señor. Al cabo de mucho tiempo volvió el señor de aquellos empleados y se puso a ajustar cuentas con ellos. Se acercó el que había recibido cinco talentos y le presentó otros cinco, diciendo: Señor, cinco talentos me dejaste; mira, he ganado otros cinco. Su señor le dijo: Muy bien. Eres un empleado fiel y cumplidor; como has sido fiel en lo poco, te daré un cargo importante; pasa al banquete de tu señor. Se acercó luego el que había recibido dos talentos y dijo: Señor, dos talentos me dejaste; mira, he ganado otros dos. Su señor le dijo: Muy bien. Eres un empleado fiel y cumplidor; como has sido fiel en lo poco, te daré un cargo importante; pasa al banquete de tu señor. Finalmente se acercó el que había recibido un talento y dijo: Señor, sabía que eres exigente, que siegas donde no siembras y recoges donde no esparces; tuve miedo y fui a esconder tu talento bajo tierra. Aquí tienes lo tuyo. El señor le respondió: Eres un empleado negligente y holgazán; ¿conque sabías que siego donde no siembro y recojo donde no esparzo? Pues debías haber puesto mi dinero en el banco, para que, al volver yo, pudiera recoger lo mío con los intereses. Quitadle el talento y dádselo al que tiene diez.

Los talentos

Los talentos, en mp3, recitada por las autora

Me coronas rey de la materia

Me coronas rey de la materia, en mp3, recitada por las autora

 

(Día 3, septiembre, domingo, Mt 16,21-27)

 

Mateo 16,21-27 - "El que quiera venirse conmigo, que se niegue a sí mismo" - En aquel tiempo, empezó Jesús a explicar a sus discípulos que tenía que ir a Jerusalén y padecer allí mucho por parte de los ancianos, sumos sacerdotes y escribas, y que tenía que ser ejecutado y resucitar al tercer día. Pedro se lo llevó aparte y se puso a increparlo: "¡No lo permita Dios, Señor! Eso no puede pasarte". Jesús se volvió y dijo a Pedro: "Quítate de mi vista, Satanás, que me haces tropezar; tú piensas como los hombres, no como Dios". Entonces dijo a sus discípulos: "El que quiera venirse conmigo, que se niegue a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga. Si uno quiere salvar su vida, la perderá; pero el que la pierda por mí la encontrará. ¿De qué le sirve a un hombre ganar el mundo entero, si arruina su vida? ¿O qué podrá dar para recobrarla? Porque el Hijo del hombre vendrá entre sus ángeles, con la gloria de su Padre, y entonces pagará a cada uno según su conducta".

Primera predicción de la Pasión

Primera predicción de la Pasión, en mp3, recitada por la autora

Deseo

Deseo, en mp3, recitada por la autora

Discípulo

Discípulo, en mp3, recitada por la autora

No permitas, Señor 

No permitas, Señor, en mp3, recitada por la autora

 

(Día 4, septiembre, lunes, Lc 4,16-22.24-27.29-20. Nuestra Señora de la Consolación)

 

 Lucas 4,16-30 - "Me ha enviado para anunciar el Evangelio a los pobres... Ningún profeta es bien mirado en su tierra" - En aquel tiempo, fue Jesús a Nazaret, donde se había criado y, según su costumbre, entró en la sinagoga el día de sábado, y se levantó para hacer la lectura. Le entregaron el volumen del profeta Isaías y desenrollando el volumen, halló el pasaje donde estaba escrito: El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido para anunciar a los pobres la Buena Nueva, me ha enviado a proclamar la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos, para dar la libertad a los oprimidos y proclamar un año de gracia del Señor.
Enrollando el volumen lo devolvió al ministro, y se sentó. En la sinagoga todos los ojos estaban fijos en él. Comenzó, pues, a decirles: «Esta Escritura, que acabáis de oír, se ha cumplido hoy». Y todos daban testimonio de él y estaban admirados de las palabras llenas de gracia que salían de su boca. Y decían: «¿No es éste el hijo de José?». El les dijo: «En verdad os digo que ningún profeta es bien recibido en su patria». «Os digo de verdad: Muchas viudas había en Israel en los días de Elías, cuando se cerró el cielo por tres años y seis meses, y hubo gran hambre en todo el país; y a ninguna de ellas fue enviado Elías, sino a una mujer viuda de Sarepta de Sidón. Y muchos leprosos había en Israel en tiempos del profeta Eliseo, y ninguno de ellos fue purificado sino Naamán, el sirio». Oyendo estas cosas, todos los de la sinagoga se llenaron de ira; y, levantándose, le arrojaron fuera de la ciudad, y le llevaron a una altura escarpada del monte sobre el cual estaba edificada su ciudad, para despeñarle. Pero él, pasando por medio de ellos, se marchó.

Hoy se cumple la Escritura

Hoy se cumple la Escritura, en mp3, recitada por la autora

Nadie es profeta en su tierra

Nadie es profeta en su tierra, en mp3, recitada por la autora

No permitas, Señor

No permitas, Señor, en mp3, recitada por las autora

Deseo

Deseo, en mp3, recitada por las autora

Dame tu luz

Dame tu luz, en mp3, recitada por las autora

Me coronas rey de la materia

Me coronas rey de la materia, en mp3, recitada por las autora

Especial Virgen María

 

(Día 5, septiembre, martes, Lc 4,31-37. Santa Teresa de Calcuta)

 

Lucas 4,31-37 - "Sé quién eres: el Santo de Dios" - En aquel tiempo, Jesús bajó a Cafarnaúm, ciudad de la Galilea, y los sábados enseñaba a la gente. Se quedaban asombrados de su enseñanza, porque hablaba con autoridad. Había en la sinagoga un hombre que tenía un demonio inmundo, y se puso a gritar a voces: "¿Qué quieres de nosotros, Jesús Nazareno? ¿Has venido a destruirnos? Sé quién eres: el Santo de Dios". Jesús le intimó: "¡Cierra la boca y sal!". El demonio tiró al hombre por tierra en medio de la gente, pero salió sin hacerle daño. Todos comentaban estupefactos: "¿Qué tiene su palabra? Da órdenes con autoridad y poder a los espíritus inmundos, y salen". Noticias de él iban llegando a todos los lugares de la comarca.

Por el azul se llega a Galilea

Por el azul se llega a Galilea, en mp3, recitada por la autora

Alma consagrada

 

(Día 6, septiembre, miércoles, Lc 4,38-44. Nuestra Señora de Guadalupe, España, y Ntra. Sra. de  la Cinta )

 

 Lucas 4, 38-44 - "También a los otros pueblos tengo que anunciarles el Reino de Dios, para eso me han enviado" - En aquel tiempo, al salir Jesús de la sinagoga, entró en casa de Simón. La suegra de Simón estaba con fiebre muy alta, y le pidieron que hiciera algo por ella. Él, de pie a su lado, increpó a la fiebre, y se le pasó; ella, levantándose en seguida, se puso a servirles. Al ponerse el sol, los que tenían enfermos con el mal que fuera, se los llevaban; y él, poniendo las manos sobre cada uno, los iba curando. De muchos de ellos salían también demonios, que gritaban: "Tú eres el Hijo de Dios". Los increpaba y no les dejaba hablar, porque sabían que él era el Mesías. Al hacerse de día, salió a un lugar solitario. La gente lo andaba buscando; dieron con él e intentaban retenerlo para que no se les fuese. Pero él les dijo: "También a los otros pueblos tengo que anunciarles el reino de Dios, para eso me han enviado. Y predicaba en las sinagogas de Judea.

Acércate, Señor

Acércate, Señor, en mp3, recitada por las autora

Discípulo

Discípulo, en mp3, recitada por la autora

Virgen de Guadalupe de Cáceres (España)

Virgen de Guadalupe de Cáceres (España), en mp3, recitada por las autora

Especial Virgen María

 

(Día 7, septiembre, jueves, Lc 5,1-11. Nuestra Señora de la Fontcalda)

 

Lucas 5, 1-11 - "Dejándolo todo, le siguieron" - En aquel tiempo, Jesús estaba a orillas del lago de Genesaret y la gente se agolpaba en torno suyo para oír la palabra de Dios. Jesús vio dos barcas a la orilla del lago; los pescadores estaban lavando las redes. Subió Jesús a una de las barcas, la de Simón, le pidió que la alejara un poco de tierra y, sentado enseñaba a la multitud. Cuando acabó de hablar dijo a Simón: Lleva la barca lago adentro y echad las redes para pescar. Simón replicó: Maestro, hemos trabajado toda la noche y no hemos pescado nada; pero, confiado en tu palabra, echaré las redes. Así lo hicieron, y cogieron tal cantidad de peces que las redes se rompían. Entonces hicieron señas a sus compañeros que estaban en la otra barca, para que vinieran a ayudarles. Vinieron y llenaron tanto las dos barcas que casi se hundían. Al ver esto, Simón Pedro se arrojó a los pies de Jesús, y le dijo: ¡Apártate de mí, Señor, porque soy un pecador!. Porque tanto él como sus compañeros estaban llenos de asombro al ver la pesca que habían conseguido; lo mismo les pasaba a Santiago y Juan, hijos de Zebedeo, que eran compañeros de Simón. Entonces Jesús le dijo a Simón: No temas: desde ahora serás pescador de hombres. Luego llevaron las barcas a tierra y, dejándolo todo, le siguieron.

Red de amor

Red de amor, en mp3, recitada por las autora

Tu río

Destino de amor

Destino de amor, en mp3, recitada por las autora

Por un motor inmóvil soy movido

Por un motor inmóvil soy movido, en mp3, recitada por las autora

Alma bienaventurada

Alma bienaventurada, en mp3, recitada por las autora

Peregrino de frutos y semillas

Peregrino de frutos y semillas, en mp3, recitada por las autora

Discípulo

Discípulo, en mp3, recitada por la autora

La lección de catecismo

La lección de catecismo, en mp3, recitada por la autora

Especial Virgen María

 

(Día 8, septiembre, viernes, Mt 1,1-6.12-15.18-23. La Natividad de la Virgen María. Nuestra Señora Santa María de Guadalupe, del Coro, de la Encina, de Regla, de Alta Gracia, de la Peña de Francia, del Castañar, del Consuelo, de los Llanos, etc)

 

Mateo 1,1-6.12-15.18-23 - "La criatura que hay en ella viene del Espíritu Santo" - Libro de la generación de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham: Abraham engendró a Isaac; Isaac engendró a Jacob; Jacob engendró a Judá y a sus hermanos; Judá engendró, de Tamar, a Fares y a Zará; Fares a Esrón; Esrón a Arán; Arán a Aminadab; Aminadaba Naasón; Naasón a Salmón; Salmón engendró, de Rabath, a Bood; Booth engendró, de Rut, a Obed; Obed a Jesé; Jesé engendró a David, el rey; David, de la mujer de Urías, engendró a Salomón...Después del destierro de Babilonia, Jeconías engendró a Salatiel;  Salatiel engendró a  Zorobabel...  Eleazar engendró a Mattán, Mattán engendró a Jacob, y Jacob engendró a José, el esposo de María, de la que nació Jesús, llamado Cristo. La generación de Jesucristo fue de esta manera: Su madre, María, estaba desposada con José y, antes de empezar a estar juntos ellos, se encontró encinta por obra del Espíritu Santo. Su marido José, como era justo y no quería ponerla en evidencia, resolvió repudiarla en secreto. Así lo tenía planeado, cuando el Ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: «José, hijo de David, no temas tomar contigo a María tu mujer porque lo engendrado en ella es del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados». Todo esto sucedió para que se cumpliese el oráculo del Señor por medio del profeta: "Ved que la virgen concebirá y dará a luz un hijo, y le pondrán por nombre Emmanuel, que traducido significa: «Dios con nosotros».

Desde la eternidad

Señora de la profecía

El despertar de José

Y amaneció la vida

Virgen de Covadonga

Virgen de Covadonga, en mp3, recitada por las autora

Virgen de Guadalupe de Cáceres (España)

Virgen de Guadalupe de Cáceres (España), en mp3, recitada por las autora

Nuestra Señora de la Caridad del Cobre

Nuestra Señora de la Caridad del Cobre, en mp3, recitada por las autora

Especial Virgen María

Libro "Antes que la luz de la alborada, tú, María"

Sonetos sobre los Misterios del Santo Rosario

Oraciones sobre los Misterios del Santo Rosario

Poesías sobre los misterios del Rosario, en mp3, recitadas por la autora

El Santo Rosario, en pps

 

(Día 9, septiembre, sábado, Lc 6, 1-5. Nuestra Señora de Aránzazu y Ntra. Sra. de Gracia)

 

Lucas 6,1-5 - "¿Por qué hacéis en sábado lo que no está permitido?" - Un sábado, Jesús atravesaba un sembrado; sus discípulos arrancaban y comían espigas desgranándolas con las manos. Algunos de los fariseos dijeron: «¿Por qué hacéis lo que no es lícito en sábado?». Y Jesús les respondió: «¿Ni siquiera habéis leído lo que hizo David, cuando sintió hambre él y los que le acompañaban, cómo entró en la Casa de Dios, y tomando los panes de la presencia, que no es lícito comer sino sólo a los sacerdotes, comió él y dio a los que le acompañaban?». Y les dijo: «El Hijo del hombre es señor del sábado».

Es sábado, Señor

Es sábado, Señor, en mp3, recitada por las autora

Acércate, Señor

Acércate, Señor, en mp3, recitada por las autora

Dame tu luz

Dame tu luz, en mp3, recitada por las autora

Virgen María

 

(Día 10, septiembre, domingo, Mt 18,15-20. Nuestra Señora de las Maravillas)

 

Mateo 18,15-20 - "Si te hace caso, has salvado a tu hermano" - En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: "Si tu hermano peca, repréndelo a solas entre los dos. Si te hace caso, has salvado a tu hermano. Si no te hace caso, llama a otro o a otros dos, para que todo el asunto quede confirmado por boca de dos o tres testigos. Si no les hace caso, díselo a la comunidad, y si no hace caso ni siquiera a la comunidad, considéralo como un gentil o un publicano. Os aseguro que todo lo que atéis en la tierra quedará atado en el cielo, y todo lo que desatéis en la tierra quedará desatado en el cielo. Os aseguro, además, que si dos de vosotros se ponen de acuerdo en la tierra para pedir algo, se lo dará mi Padre del cielo. Porque donde dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos".

Penitencia de ceniza

Penitencia de ceniza, en mp3, recitada por las autora

Padre

Padre, en mp3, recitada por las autora

Quiero hacer con mi vida una oración

Quiero hacer con mi vida una oración, en mp3, recitada por la autora

Es oración

Es oración, en mp3, recitada por la autora

Especial Virgen María

 

(Día 11, septiembre, lunes, Lc 6,6-11)

Nuestra Señora de Coromoto. Nuestra Señora de la Cueva Santa, de la Fuensanta y de los Remedios

 

Lucas 6,6-11 - "Estaban al acecho para ver si curaba en sábado" - Un sábado, entró Jesús en la sinagoga a enseñar. Había allí un hombre que tenía parálisis en el brazo derecho. Los escribas y los fariseos estaban al acecho para ver si curaba en sábado, y encontrar de qué acusarlo. Pero él, sabiendo lo que pensaban, dijo al hombre del brazo paralítico: "Levántate y ponte ahí en medio". Él se levantó y se quedó en pie. Jesús les dijo: "Os voy a hacer una pregunta: ¿Qué está permitido en sábado: hacer el bien o el mal, salvar a uno o dejarlo morir?" Y, echando en torno una mirada a todos, le dijo al hombre: "Extiende el brazo". Él lo hizo, y su brazo quedó restablecido. Ellos se pusieron furiosos y discutían qué había que hacer con Jesús.

Es sábado, Señor

Es sábado, Señor, en mp3, recitada por las autora

Acércate, Señor

Acércate, Señor, en mp3, recitada por las autora

Virgen de Coromoto

Virgen de Coromoto, en mp3, recitada por las autora

 

(Día 12, septiembre, martes, Lc 6,12-19. Dulcísimo Nombre de María, Nuestra Señora de Estíbaliz, del Henar, etc)

 

Lucas 6, 12-19 - "Pasó la noche orando. Escogió a doce y los nombró apóstoles" - Por entonces subió Jesús a la montaña a orar y pasó la noche orando a Dios. Cuando se hizo de día, llamó a sus discípulos, escogió a doce de ellos y los nombró apóstoles: Simón, al que puso el nombre de Pedro; y Andrés, su hermano; Santiago, Juan, Felipe, Bartolomé, Mateo, Tomás, Santiago Alfeo, Simón apodado el Zelotes, Judas el de Santiago y Judas Iscariote, que fue el traidor. Bajó Jesús del monte con los Doce y se paró en un llano con un grupo grande de discípulos y de pueblo, procedente de toda Judea, de Jerusalén y de la costa de Tiro y de Sidón. Venían a oírlo y a que los curara de sus enfermedades; los atormentados por espíritus inmundos quedaban curados, y la gente trataba de tocarlo, porque salía de él una fuerza que los curaba a todos.

Discípulo

Discípulo, en mp3, recitada por la autora

La lección de catecismo

La lección de catecismo, en mp3, recitada por la autora

Peregrino de frutos y semillas

Peregrino de frutos y semillas, en mp3, recitada por las autora

Odalisca del rayo

Te cantan hoy mis cítaras templadas

Te cantan hoy mis cítaras templadas, en mp3, recitada por las autora

Biznagas luminosas

Biznagas luminosas, en mp3, recitada por las autora

Virgen María

A María

A María, en mp3, recitada por las autora

 

(Día 13, septiembre, miércoles, Lc 6,20-26 .Nuestra Señora de Lluc. de Valvanera, de Aránzazu)

 

 Lucas 6,20-26 - "Dichosos los pobres; ¡ay de vosotros, los ricos!" - En aquel tiempo, Jesús, levantando los ojos hacia sus discípulos, les dijo: "Dichosos los pobres, porque vuestro es el reino de Dios. Dichosos los que ahora tenéis hambre, porque quedaréis saciados. Dichosos los que ahora lloráis, porque reiréis. Dichosos vosotros, cuando os odien los hombres, y os excluyan, y os insulten, y proscriban vuestro nombre como infame, por causa del Hijo del hombre. Alegraos ese día y saltad de gozo, porque vuestra recompensa será grande en el cielo. Eso es lo que hacían vuestros padres con los profetas. Pero, ¡ay de vosotros, los ricos!, porque ya tenéis vuestro consuelo. ¡Ay de vosotros, los que ahora estáis saciados!, porque tendréis hambre. ¡Ay de los que ahora reís!, porque haréis duelo y lloraréis. ¡Ay si todo el mundo habla bien de vosotros! Eso es lo que hacían vuestros padres con los falsos profetas".

Alma bienaventurada

Alma bienaventurada, en mp3, recitada por las autora

Peregrino de frutos y semillas

Peregrino de frutos y semillas, en mp3, recitada por las autora

Tengo fe

Tengo fe, en mp3, recitada por la autora

Acércate, Señor

Acércate, Señor, en mp3, recitada por las autora

Especial Virgen María

 

(Día 14, septiembre, jueves, Jn 3,13-17. La exaltación de la Santa  Cruz)

 

Juan 3,13-17 - "Tiene que ser elevado el Hijo del hombre" - En aquel tiempo, dijo Jesús a Nicodemo: "Nadie ha subido al cielo, sino el que bajó del cielo, el Hijo del hombre. Lo mismo que Moisés elevó la serpiente en el desierto, así tiene que ser elevado el Hijo del hombre, para que todo el que cree en él tenga vida eterna. Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo único para que no perezca ninguno de los que creen el él, sino que tengan vida eterna. Porque Dios no mandó su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo se salve por él."

Su martirio es Palabra de Dios

Su martirio es Palabra de Dios, en mp3, recitada por las autora

Hombre y Dios

Hombre y Dios, en mp3, recitada por las autora

La crucifixión del Señor

Poesías sobre los misterios del Rosario, en mp3, recitadas por la autora

El Santo Rosario, en pps

Evangelio de San Juan, Capítulo III y poesías sobre su texto

Evangelio de San Juan, Capítulo III, poesía, en mp3, recitada por las autora

 

(Día 15, septiembre,  viernes, Jn 19,25-27. Nuestra Señora de los Dolores, de la Angustias, del Camino, Bien Aparecida)

 

Juan 19,25-27 - "Triste contemplaba y dolorosa miraba del Hijo amado la pena" - En aquel tiempo, junto a la cruz de Jesús estaban su madre, la hermana de su madre, María, la de Cleofás, y María, la Magdalena. Jesús, al ver a su madre y cerca al discípulo que tanto quería, dijo a su madre: "Mujer, ahí tienes a tu hijo". Luego, dijo al discípulo: "Ahí tienes a tu madre". Y desde aquella hora, el discípulo la recibió en su casa.

Quiero hacer con mi vida una oración

Quiero hacer con mi vida una oración, en mp3, recitada por las autora

Acércate, Señor

Acércate, Señor, en mp3, recitada por las autora

Peregrino de Infinito

Peregrino de Infinito, en mp3, recitada por las autora

Encuentro

Encuentro, en mp3, recitada por la autora

Te cantan hoy mis cítaras templadas

Te cantan hoy mis cítaras templadas, en mp3, recitada por la autora

Virgen de los dolores

Nuestra Señora de las Angustias

Nuestra Señora de las Angustias, en mp3, recitada por las autora

 

(Día 16, septiembre, sábado, Lc 6,43-49)

 

 Lucas 6,43-49 - "¿Por qué me llamáis "Señor, Señor", y no hacéis lo que digo?" - En aquel tiempo decía Jesús a sus discípulos: "No hay árbol sano que dé fruto dañoso, ni árbol dañado que dé fruto sano. Cada árbol se conoce por su fruto: porque no se cosechan higos de las zarzas, ni se vendimian racimos de los espinos. El que es bueno, de la bondad que atesora en su corazón saca el bien, y el que es malo, de la maldad saca el mal, porque lo que rebosa del corazón, lo habla la boca. ¿Por que me llamáis "Señor, Señor", y no hacéis lo que digo? El que se acerca a mí, escucha mis palabras y las pone por obra, os voy a decir a quién se parece: se parece a uno que edificaba una casa: cavó, ahondó y puso los cimientos sobre roca; vino una crecida, arremetió el río contra aquella casa, y no pudo tambalearla, porque estaba sólidamente construida. El que escucha y no pone por obra, se parece a uno que edificó una casa sobre tierra, sin cimiento; arremetió contra ella el río, y en seguida se derrumbó desplomándose".

Hágase tu voluntad

Hágase tu voluntad, en mp3, recitada por las autora

Deseo

Deseo, en mp3, recitada por las autora

Dame tu luz

Dame tu luz, en mp3, recitada por las autora

No permitas, Señor

No permitas, Señor, en mp3, recitada por las autora

Algarabía

Odalisca del rayo

Biznagas luminosas

Biznagas luminosas, en mp3, recitada por las autora

 

(Día 17, septiembre, domingo, Mt 18,21-35)

 

Mateo 18,21-35 - "No te digo que le perdones hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete" - En aquel tiempo, se adelantó Pedro y preguntó a Jesús: "Señor, si mi hermano me ofende, ¿cuántas veces le tengo que perdonar? ¿Hasta siete veces?" Jesús le contesta: "No te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete. Y a propósito de esto, el reino de los cielos se parece a un rey que quiso ajustar las cuentas con sus empleados. Al empezar a ajustarlas, le presentaron uno que debía diez mil talentos. Como no tenía con qué pagar, el señor mandó que lo vendieran a él con su mujer y sus hijos y todas sus posesiones, y que pagara así. El empleado, arrojándose a sus pies, le suplicaba diciendo: "Ten paciencia conmigo, y te lo pagaré todo". El señor tuvo lástima de aquel empleado y lo dejó marchar, perdonándole la deuda. Pero, al salir, el empleado aquel encontró a uno de sus compañeros que le debía cien denarios y, agarrándolo, lo estrangulaba, diciendo: "Págame lo que me debes". El compañero, arrojándose a sus pies, le rogaba diciendo: "Ten paciencia conmigo, y te lo pagaré". Pero él se negó y fue y lo metió en la cárcel hasta que pagara lo que debía. Sus compañeros, al ver lo ocurrido, quedaron consternados y fueron a contarle a su señor todo lo sucedido. Entonces el señor lo llamó y le dijo: "¡Siervo malvado! Toda aquella deuda te la perdoné porque me lo pediste. ¿No debías tú también tener compasión de tu compañero, como yo tuve compasión de ti?" Y el señor, indignado, lo entregó a los verdugos hasta que pagara toda la deuda. Lo mismo hará con vosotros mi Padre del cielo, si cada cual no perdona de corazón a su hermano".

Alborada del perdón

Alborada del perdón, en mp3, recitada por las autora

Diluvio del perdón

Diluvio del perdón, en mp3, recitada por las autora

 

(Día 18, septiembre, lunes, Lc 7,1-10)

 

Lucas 7,1-10 - "Ni en Israel he encontrado tanta fe" - En aquel tiempo, cuando terminó Jesús de hablar a la gente, entró en Cafarnaum. Un centurión tenía enfermo, a punto de morir, a un criado a quien estimaba mucho. Al oír hablar de Jesús, le envió unos ancianos de los judíos para rogarle que fuera a curar a su criado. Ellos, presentándose a Jesús, le rogaban encarecidamente: "Merece que se lo concedas, porque tiene afecto a nuestro pueblo y nos ha construido la sinagoga". Jesús se fue con ellos. No estaba lejos de la casa, cuando el centurión le envió unos amigos a decirle: "Señor, no te molestes; no soy yo quién para que entres bajo mi techo; por eso tampoco me creí digno de venir personalmente. Dilo de palabra, y mi criado quedará sano. Porque yo también vivo bajo disciplina y tengo soldados a mis órdenes, y le digo a uno: "Ve", y va; al otro: "Ven", y viene; y a mi criado: "Haz esto", y lo hace". Al oír esto, Jesús se admiró de él, y, volviéndose a la gente que lo seguía dijo: "Os digo que ni en Israel he encontrado tanta fe". Y al volver a casa, los enviados encontraron al siervo sano.

Tengo fe

Tengo fe, en mp3, recitada por la autora

Acércate, Señor

Acércate, Señor, en mp3, recitada por las autora

Odalisca del rayo

Te cantan hoy mis cítaras templadas

Te cantan hoy mis cítaras templadas, en mp3, recitada por las autora

Biznagas luminosas

Biznagas luminosas, en mp3, recitada por las autora

Encuentro

Encuentro, en mp3, recitada por la autora

Peregrino de frutos y semillas

Peregrino de frutos y semillas, en mp3, recitada por las autora

Vagabundo

Vagabundo, en mp3, recitada por las autora

Te cantan hoy mis cítaras templadas

Te cantan hoy mis cítaras templadas, en mp3, recitada por la autora

 

(Día 19, septiembre, martes, Lc 7,11-17)

 

 Lucas 7,11-17 - "¡Muchacho, a ti te lo digo, levántate!" - En aquel tiempo, iba Jesús camino de una ciudad llamada Naín, e iban con él sus discípulos y mucho gentío. Cuando se acercaba a la entrada de la ciudad, resultó que sacaban a enterrar a un muerto, hijo único de su madre, que era viuda; y un gentío considerable de la ciudad la acompañaba. Al verla el Señor, le dio lástima y le dijo: "No llores". Se acercó al ataúd, lo tocó (los que lo llevaban se pararon) y dijo: "¡Muchacho, a ti te lo digo, levántate!". El muerto se incorporó y empezó a hablar, y Jesús se lo entregó a su madre. Todos, sobrecogidos, daban gloria a Dios, diciendo: "Un gran Profeta ha surgido entre nosotros. Dios ha visitado a su pueblo". La noticia del hecho se divulgó por toda la comarca y por Judea entera.

Tu amor

Tu amor, en mp3, recitada por la autora

Te cantan hoy mis cítaras templadas

Te cantan hoy mis cítaras templadas, en mp3, recitada por la autora

A Cristo

A Cristo, en mp3, recitada por la autora

 

(Día 20, septiembre, miércoles.  Lc 7,31-35)

 

Lucas 7, 31-35 - "Tocamos y no bailáis, cantamos lamentaciones y no lloráis" - En aquel tiempo, dijo el Señor: "¿A quién se parecen los hombres de esta generación? ¿A quién los compararemos?. Se parecen a unos niños, sentados en la plaza, que gritan a otros: "Tocamos la flauta y no bailáis, cantamos lamentaciones y no lloráis". Vino Juan el Bautista, que ni comía ni bebía, y dijisteis que tenía un demonio; viene el Hijo del hombre, que come y bebe, y decís: "Mirad qué comilón y qué borracho, amigo de publicanos y pecadores". Sin embargo, los discípulos de la sabiduría le han dado la razón".

A Cristo

A Cristo, en mp3, recitada por la autora

Los talentos

Los talentos, en mp3, recitada por las autora

Dame tu luz

Dame tu luz, en mp3, recitada por las autora

Deseo

Deseo, en mp3, recitada por las autora

Discípulo

Discípulo, en mp3, recitada por las autora

 

(Día 21, septiembre, jueves. Mt 9,9-13. Fiesta de San Mateo Apóstol)

 

Mateo 9,9-13 - "Sígueme. Él se levantó y lo siguió" - En aquel tiempo, vio Jesús al pasar a un hombre llamado Mateo, sentado al mostrador de los impuestos, y le dijo: "Sígueme". Él se levantó y lo siguió. Y, estando en la mesa en casa de Mateo, muchos publicanos y pecadores, que habían acudido, se sentaron con Jesús y sus discípulos. Los fariseos, al verlo, preguntaron a los discípulos: "¿Cómo es que vuestro maestro come con publicanos y pecadores?" Jesús lo oyó y dijo: "No tienen necesidad de médico los sanos, sino los enfermos. Andad, aprended lo que significa "misericordia quiero y no sacrificios": que no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores".

Antiguos paisajes

Antiguos paisajes, en mp3, recitada por las autora

Somos libres

Somos libres, en mp3, recitada por las autora

Acércate, Señor

Acércate, Señor, en mp3, recitada por las autora

La lección de catecismo

La lección de catecismo, en mp3, recitada por las autora

Discípulos de Cristo, id y predicad

 

(Día 22, septiembre, viernes, Lc 8,1-3 )

 

Lucas 8,1-3 - "Algunas mujeres acompañaban a Jesús y le ayudaban con sus bienes" - En aquel tiempo, Jesús iba caminando de ciudad en ciudad y de pueblo en pueblo, predicando el Evangelio del reino de Dios; lo acompañaban los Doce y algunas mujeres que él había curado de malos espíritus y enfermedades: María la Magdalena, de la que habían salido siete demonios; Juana, mujer de Cusa, intendente de Herodes; Susana y otras muchas que le ayudaban con sus bienes.

Algarabía

Odalisca del rayo

El sexo

El sexo, en mp3, recitada por la autora

 

(Día 23, septiembre, sábado, Lc 8,4-15)

 

Lucas 8,4-15 - "Lo que cayó en tierra buena representa a los que escuchan la Palabra, la conservan en un corazón bueno y bien dispuesto, y dan fruto por su constancia" - En aquel tiempo, mucha gente se había reunido alrededor de Jesús, y al ir pasando por los pueblos otros más se le unían. Entonces les dijo esta parábola: Salió un sembrador a sembrar su semilla. Al ir sembrando, unos granos cayeron en el camino, la gente los pisó y los pájaros se los comieron. Otros cayeron en terreno pedregoso; y al brotar, se secaron por falta de humedad. Otros cayeron entre espinos; y al crecer éstos los ahogaron. Los demás cayeron en tierra buena; crecieron y produjeron el ciento por uno. Dicho esto, exclamó: El que tenga oídos para oír, que oiga. Entonces le preguntaron los discípulos: ¿Qué significa esta parábola?. Y él les respondió: A vosotros se os ha concedido conocer claramente los secretos del Reino de Dios; en cambio, a los demás sólo les hablo en parábolas para que viendo no vean y oyendo no entiendan. La parábola significa esto: la semilla es la Palabra de Dios; lo que cayó en el camino representa a los que escuchan la Palabra, pero luego viene el diablo y se la lleva de sus corazones, para que no crean ni se salven. Lo que cayó en terreno pedregoso representa a los que al escuchar la Palabra la reciben con alegría, pero no tienen raíz; son los que por algún tiempo creen, pero en el momento de la prueba fallan. La semilla que cayó entre espinos representa a los que escuchan la Palabra, pero con los afanes, riquezas y placeres de la vida se van ahogando y no dan fruto. Lo que cayó en tierra buena representa a los que escuchan la Palabra, la conservan en un corazón bueno y bien dispuesto, y dan fruto por su constancia.

Pequeña semilla

Pequeña semilla, en mp3, recitada por las autora

Los talentos

Los talentos, en mp3, recitada por las autora

Me coronas rey de la materia

Me coronas rey de la materia, en mp3, recitada por las autora

Odalisca del rayo

Te cantan hoy mis cítaras templadas

Te cantan hoy mis cítaras templadas, en mp3, recitada por las autora

 

(Día 24, septiembre, domingo,  Mt 20,1-16. Nuestra Señora  de la Merced)

 

Mateo 20,1-16 - "¿Vas a tener tú envidia porque soy bueno?" - En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos esta parábola: "El reino de los cielos se parece a un propietario que al amanecer salió a contratar jornaleros para su viña. Después de ajustarse con ellos en un denario por jornada, los mandó a la viña. Salió otra vez a media mañana, vio a otros que estaban en la plaza sin trabajo, y les dijo: "Id también vosotros a mi viña, y os pagaré lo debido". Ellos fueron. Salió de nuevo hacia mediodía y a media tarde e hizo lo mismo. Salió al caer la tarde y encontró a otros, parados, y les dijo: "¿Cómo es que estáis aquí el día entero sin trabajar?". Le respondieron: "Nadie nos ha contratado". Él les dijo: "Id también vosotros a mi viña". Cuando oscureció, el dueño de la viña dijo al capataz: "Llama a los jornaleros y págales el jornal, empezando por los últimos y acabando por los primeros". Vinieron los del atardecer y recibieron un denario cada uno. Cuando llegaron los primeros, pensaban que recibirían más, pero ellos también recibieron un denario cada uno. Entonces se pusieron a protestar contra el amo: "Estos últimos han trabajado sólo una hora, y los has tratado igual que a nosotros, que hemos aguantado el peso del día y el bochorno". Él replicó a uno de ellos: "Amigo, no te hago ninguna injusticia. ¿No nos ajustamos en un denario?. Toma lo tuyo y vete. Quiero darle a este último igual que a ti. ¿Es que no tengo libertad para hacer lo que quiera en mis asuntos? ¿O vas a tener tú envidia por que yo soy bueno?". Así, los últimos serán los primeros y los primeros los últimos".

Hágase tu voluntad

Hágase tu voluntad, en mp3, recitada por las autora

Antiguos paisajes

Antiguos paisajes, en mp3, recitada por las autora

Somos libres

Somos libres, en mp3, recitada por las autora

Acércate, Señor

Acércate, Señor, en mp3, recitada por las autora

La lección de catecismo

La lección de catecismo, en mp3, recitada por las autora

A María

A María, en mp3, recitada por las autora

Nuestra Señora de la Merced

Nuestra Señora de la Merced, en mp3, recitada por las autora

 

(Día 25, septiembre, lunes. Lc 8,16-18. Nuestra Señora de la Fuencisla

 

Lucas 8,16-18 - "El candil se pone en el candelero para que los que entran tengan luz" - En aquel tiempo dijo Jesús a la gente: "Nadie enciende un candil y lo tapa con una vasija o lo mete debajo de la cama; lo pone en el candelero para que los que entran tengan luz. Nada hay oculto que no llegue a descubrirse, nada secreto que no llegue a saberse o a hacerse público. A ver si me escucháis bien: al que tiene se le dará, al que no tiene se le quitará hasta lo que cree tener".

Los talentos

Los talentos, en mp3, recitada por las autora

Dame tu luz

Dame tu luz, en mp3, recitada por las autora

Deseo

Deseo, en mp3, recitada por las autora

Discípulo

Discípulo, en mp3, recitada por las autora

Santa sencillez

Santa sencillez, en mp3, recitada por la autora

Me coronas rey de la materia

Me coronas rey de la materia, en mp3, recitada por las autora

No permitas, Señor

No permitas, Señor, en mp3, recitada por las autor

Virgen María

A María

A María, en mp3, recitada por las autora

 

(Día 26, septiembre, martes. Lc 8,19-21 )

 

Lucas 8,19-21 - "Mi madre y mis hermanos son éstos: los que escuchan la palabra de Dios y la ponen por obra" - En aquel tiempo, vinieron a ver a Jesús su madre y sus hermanos, pero con el gentío no lograban llegar hasta él. Entonces lo avisaron: "Tu madre y tus hermanos están fuera y quieren verte". Él les contestó: "Mi madre y mis hermanos son éstos: los que escuchan la palabra de Dios y la ponen por obra".

Sales, María, con tus parientes, para hablarle

Sales, María, con tus parientes, para hablarle, en mp3, recitada por la autora

Hágase tu voluntad

Hágase tu voluntad, en mp3, recitada por las autora

Dame tu luz

Dame tu luz, en mp3, recitada por las autora

Encuentro

Encuentro, en mp3, recitada por las autora

Peregrino de Infinito

Peregrino de Infinito, en mp3, recitada por las autora

 

(Día 27, septiembre, miércoles, Lc 9,1-6)

 

Lucas 9, 1-6 - "Los envió a proclamar el Reino de Dios y a curar a los enfermos" - En aquel tiempo, Jesús reunió a los Doce y les dio poder y autoridad sobre toda clase de demonios y para curar enfermedades. Luego los envió a proclamar el Reino de Dios y a curar a los enfermos, diciéndoles: "No llevéis nada para el camino: ni bastón, ni alforja, ni pan, ni dinero; tampoco llevéis túnica de repuesto. Quedaos en la casa donde entréis, hasta que os vayáis de aquel sitio. Y si alguien no os recibe, al salir de aquel pueblo sacudíos el polvo de los pies, para probar su culpa". Ellos de pusieron en camino y fueron de aldea en aldea, anunciando la Buena Noticia y curando en todas partes.

Discípulo

Discípulo, en mp3, recitada por las autora

Deseo

Deseo, en mp3, recitada por las autora

Vagabundo

Vagabundo, en mp3, recitada por las autora

Peregrino de Infinito

Peregrino de Infinito, en mp3, recitada por las autora

Peregrino de frutos y semillas

Peregrino de frutos y semillas, en mp3, recitada por las autora

El anuncio del Reino de Dios y la llamada a la conversión

No importa

No importa, en mp3, recitada por las autora

 

(Día 28, septiembre, jueves, Lc 9,7-9)

 

Lucas 9, 7-9 - "A Juan yo lo mandé decapitar. ¿Quién es entonces éste, de quien oigo semejantes cosas?" - En aquel tiempo, el rey Herodes se enteró de los prodigios que Jesús hacía y no sabía a qué atenerse, porque unos decían que Juan había resucitado; otros, que había regresado Elías, y otros, que había vuelto a la vida uno de los antiguos profetas. Pero Herodes decía: A Juan yo lo mandé decapitar. ¿Quién será, pues, éste, de quien oigo semejantes cosas?. Y tenía curiosidad por ver a Jesús.

A Cristo

A Cristo, en mp3, recitada por las autora

No importa

No importa, en mp3, recitada por las autora

Juan abrió las veredas

 Juan abrió las veredas, en mp3, recitada por las autora

Juan Bautista

Juan Bautista, en mp3, recitada por las autora

 

(Día 29, septiembre, viernes, Jn 1,47-51. Santos Arcángeles, Miguel, Gabriel y Rafael)

 

Juan 1,47-51 - "Veréis a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del hombre" - En aquel tiempo, vio Jesús que se acercaba Natanael y dijo de él: "Ahí tenéis a un israelita de verdad, en quien no hay engaño". Natanael le contesta: "¿De qué me conoces?" Jesús le responde: "Antes de que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera, te vi". Natanael respondió: "Rabí, tú eres el Hijo de Dios, tú eres el Rey de Israel". Jesús le contestó: "¿Por haberte dicho que te vi debajo de la higuera, crees? Has de ver cosas mayores". Y añadió: "Yo os aseguro: veréis el cielo abierto y a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del hombre".

Mi crecida de amor

Mi crecida de amor, en mp3, recitada por las autora

A San Gabriel, mensajero del Sol

A San Gabriel, mensajero del Sol, en mp3, recitada por las autora

A mi ángel de la guarda

Evangelio de San Juan. Capítulo I y poesías sobre su texto

 

(Día 30, septiembre, sábado, Lc 9,43b-45)

 

Lucas 9,43b-45 - "Al Hijo del hombre lo van a entregar. Les daba miedo preguntarle sobre el asunto" - En aquel tiempo, entre la admiración general por lo que hacía, Jesús dijo a sus discípulos: "Meteos bien esto en la cabeza: al Hijo del hombre lo van a entregar en manos de los hombres". Pero ellos no entendían este lenguaje; les resultaba tan oscuro que no cogían el sentido. Y les daba miedo preguntarle sobre el asunto.

Primera predicción de la Pasión

Primera predicción de la Pasión, en mp3, recitada por las autora

 

  Calendario Litúrgico

 

 

Contenido

Currículum - Opiniones - Estilo - Libros - Métrica  

Poesía vital - Poesía trascendental - Poesías eucarísticas

Virgen María - Santo Rosario

  Navidad - Semana Santa - Pascua de Resurrección

 Teatro  -  Relatos - Paremias y refranes 

Gotas de amor - Gotas de vida - Gotas de fe - Gotas de Navidad

Gotas de Año Viejo y de Año Nuevo

Novedades y comunicados

El carrusel: Páginas de y para los más jóvenes

Poesías escogidas de otros poetas

MAPA DEL SITIO

Libro "Antes que la luz de la alborada, tú, María"

 Libro "Maternidad..., es poesía"

Libro "Algarabía"

Grabaciones en mp3

Presentaciones

Si quiere enviar un mensaje recomendando  estas páginas, pulse AQUÍ

Añada este sitio a sus Favoritos