CALENDARIO LITÚRGICO

TIEMPOS LITÚRGICOS

Junio año 2018

Textos de los Evangelios de la liturgia y poesías relacionadas con ellos

Libro "VERBO y verso" (Los 4 Evangelios y poesías)

Para regresar a esta página, después de visitar la poesía,
pulse el retroceso de su ordenador

Este mes está tradicionalmente dedicado al Sagrado Corazón de Jesús

Junio:

(Día 1, junio, viernes, Mc 11,11-26.  Nuestra Señora de la Luz)

 

Marcos 11,11-26 - "Mi casa se llamará casa de oración para todos los pueblos. Tened fe en Dios" - Después que la muchedumbre lo hubo aclamado, entró Jesús en Jerusalén, derecho hasta el templo, lo estuvo observando todo y, como era ya tarde, se marchó a Betania con los Doce. Al día siguiente, cuando salió de Betania, sintió hambre. Vio de lejos una higuera con hojas y se acercó para ver si encontraba algo; al llegar no encontró más que hojas, porque no era tiempo de higos. Entonces le dijo: "Nunca jamás como nadie de ti". Los discípulos lo oyeron. Llegaron a Jerusalén, entró en el templo y se puso a echar a los que traficaban allí, volcando las mesas de los cambistas y los puestos de los que vendían palomas. Y no consentía a nadie transportar objetos por el templo. Y los instruía, diciendo: "¿No está escrito: "Mi casa se llamará casa de oración para todos los pueblo?" Vosotros, en cambio, la habéis convertido en cueva de bandidos". Se enteraron los sumos sacerdotes y los escribas y, como le tenían miedo, porque todo el mundo estaba asombrado de su doctrina, buscaban una manera de acabar con él. Cuando atardeció, salieron de la ciudad. A la mañana siguiente, al pasar, vieron la higuera seca de raíz. Pedro cayó en la cuenta y dijo a Jesús: "Maestro, mira, la higuera que maldijiste se ha secado." Jesús contestó: "Tened fe en Dios. Os aseguro que si uno dice a este monte: "Quítate de ahí y tírate al mar", no con dudas, sino con fe en que sucederá lo que dice, lo obtendrá. Por eso os digo: Cualquier cosa que pidáis en la oración, creed que os la han concedido, y la obtendréis. Y cuando os pongáis a orar, perdonad lo que tengáis contra otros, para que también vuestro Padre del cielo os perdone vuestras culpas.

 

Libro "VERBO y verso", ver desde la pág. 448 hasta la 450 (a. i.) y  pág. 113

En el templo de Jerusalem

Es oración

Es oración, en mp3, recitada por la autora

Quiero hacer con mi vida una oración

Quiero hacer con mi vida una oración, en mp3, recitada por la autora

Padre nuestro

Padre

Padre, en mp3, recitada por la autora

Oraciones de los niños

Oraciones a la Santísima Trinidad Mandamientos Sacramentos

Oraciones a la Virgen María

Virgen María

 

(Día 2, junio, sábado, Mc 11,27-33)

 

Marcos 11,27-33 - "¿Con qué autoridad haces esto?" - En aquel tiempo, Jesús y los discípulos volvieron a Jerusalén y, mientras paseaba por el templo, se le acercaron los sumos sacerdotes, los escribas y los ancianos y le preguntaron: "¿Con qué autoridad haces esto? ¿Quién te ha dado semejanrte autoridad?". Jesús les respondió: "Os voy a hacer una pregunta y, si me contestáis, os diré con qué autoridad hago esto: El bautismo de Juan ¿era cosa de Dios o de los hombres? Contestadme". Se pusieron a deliberar: "Si decimos que es de Dios, dirá: "¿Y por qué no le habéis creído?" Pero como digamos que es de los hombre..." (Temían a la gente, porque todo el mundo estaba convencido de que Juan era un profeta.) Y respondieron a Jesús: "No sabemos". Jesús les replicó: "Pues tampoco yo os digo con qué autoridad hago esto".

 

Libro "VERBO y verso", ver la página 451

Dame tu luz

Dame tu luz, en mp3, recitada por la autora

Tengo fe

Tengo fe, en mp3, recitada por la autora

No importa

No importa, en mp3, recitada por la autora

(Día 3, junio, domingo, Mc 14,12-16.22-26. Solemnidad del Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo)

 

 Marcos 14,12-16.22-26 - "Esto es mi cuerpo. Ésta es mi sangre" - El primer día de los Ázimos, cuando se sacrificaba el cordero pascual, le dijeron a Jesús sus discípulos: "¿Dónde quieres que vayamos a prepararte la cena de Pascua?". Él envió a dos discípulos, diciéndoles: "Id a la ciudad, encontraréis un hombre que lleva un cántaro de agua; seguidlo y, en la casa en que entre, decidle al dueño: "El Maestro pregunta: ¿Dónde está la habitación en que voy a comer la Pascua con mis discípulos?". Os enseñará una sala grande en el piso de arriba, arreglada con divanes. Preparadnos allí la cena". Los discípulos se marcharon, llegaron a la ciudad, encontraron lo que les había dicho y prepararon la cena de Pascua. Mientras comían. Jesús tomó un pan, pronunció la bendición, lo partió y se lo dio, diciendo: "Tomad, esto es mi cuerpo". Cogiendo una copa, pronunció la acción de gracias, se la dio, y todos bebieron. Y les dijo: "Ésta es mi sangre, sangre de la alianza, derramada por todos. Os aseguro que no volveré a beber del fruto de la vid hasta el día que beba el vino nuevo en el reino de Dios". Después de cantar el salmo, salieron para el monte de los Olivos.

Libro "VERBO y verso", ver desde la página 503 hasta la 525 (a. i.) - Las páginas con poesías relacionadas con la festividad

del Corpus Christi son:

274, 275, 277, 278, 291, 513, 518, 519, 520, 522, 523, 524, 647 y 652

Señor, toma mis panes y mis peces

Señor, toma mis panes y mis peces, en mp3, recitada por la autora

Poesías eucarísticas

Milagros eucarísticos

(Día 4, junio, lunes, Mc 12,1-12)

Marcos 12,1-12 - "Agarraron al hijo querido, lo mataron y lo arrojaron fuera de la viña" - En aquel tiempo, Jesús se puso a hablar en parábolas a los sumos sacerdotes, a los escribas y a los ancianos: "Un hombre plantó una viña, la rodeó con una cerca, cavó un lagar, construyó la casa del guarda, la arrendó a unos labradores y se marchó de viaje. A su tiempo, envió un criado a los labradores, para percibir su tanto del fruto de la viña. Ellos lo agarraron, lo apalearon y lo despidieron con las manos vacías. Les envió otro criado; a éste lo insultaron y lo descalabraron. Envió a otro y lo mataron; y a otros muchos los apalearon o los mataron. Le quedaba uno, su hijo querido. Y lo envió el último, pensando que a su hijo lo respetarían. Pero los labradores se dijeron: "Éste es el heredero. Venga, lo matamos, y será nuestra la herencia". Y, agarrándolo, lo mataron y lo arrojaron fuera de la viña. ¿Que hará el dueño de la viña? Acabará con los ladrones y arrendará la viña a otros. ¿No habéis leído aquel texto: "La piedra que desecharon los arquitectos es ahora la piedra angular. Es el Señor quien lo ha hecho, ha sido un milagro patente?". Intentaron echarle mano, porque veían que la parábola iba por ellos; pero temieron a la gente, y, dejándolo allí, se marcharon.

Libro "VERBO y verso", ver desde la página 456 hasta la 459 (a. i.)

No importa

No importa, en mp3, recitada por la autora

(Día 5, junio, maartes, Mc 12,13-17)

Marcos 12, 13-17 - "Lo que es del César pagádselo al César, y lo que es de Dios a Dios" - En aquel tiempo, enviaron a Jesús unos fariseos y partidarios de Herodes, para cazarlo con una pregunta. Se acercaron y le dijeron: "Maestro, sabemos que eres sincero y que no te importa de nadie; porque no te fijas en lo que la gente sea, sino que enseñas el camino de Dios sinceramente. ¿Es lícito pagar impuesto al César o no? ¿Pagamos o no pagamos?". Jesús, viendo su hipocresía, les replicó: "¿Por qué intentáis cogerme? Traedme un denario, que lo vea." Se lo trajeron. Y él les preguntó: "¿De quién es esta cara y esta inscripción?". Le contestaron: "Del César". Les replicó: "Lo que es del César pagádselo al César, y lo que es de Dios, a Dios". Se quedaron admirados.

 

Libro "VERBO y verso", ver desde la página 460 hasta la 462 (a. i.)

Dame tu luz

Dame tu luz, en mp3, recitada por la autora

No importa

No importa, en mp3, recitada por la autora

(Día 6, junio, miércoles, Mc 12,18-27)

 

Marcos 12,18-27 - "No es Dios de muertos, sino de vivos" - En aquel tiempo, se acercaron a Jesús unos saduceos, de los que dicen que no hay resurrección, y le preguntaron: "Maestro, Moisés nos dejó escrito: "Si a uno se le muere su hermano, dejando mujer, pero no hijos, cásese con la viuda y dé descendencia a su hermano. Pues bien, había siete hermanos: el primero se casó y murió sin hijos; el segundo se casó con la viuda y murió también sin hijos; lo mismo el tercero; y ninguno de los siete dejó hijos. Por último murió la mujer. Cuando llegue la resurrección y vuelvan a la vida, ¿de cuál de ellos será mujer? Porque los siete han estado casados con ella". Jesús les respondió: "Estáis equivocados, porque no entendéis la Escritura ni el poder de Dios. Cuando resuciten, ni los hombres ni las mujeres se casarán; serán como ángeles del cielo. Y a propósito de que los muertos resucitan, ¿no habéis leído en el libro de Moisés, en el episodio de la zarza, lo que le dijo Dios: "Yo soy el Dios de Abrahán, el Dios de Isaac, el Dios de Jacob?" No es Dios de muertos, sino de vivos. Estáis muy equivocados".

 

Libro "VERBO y verso", ver desde la página 463 hasta la 471 (a. i.)

En esa dimensión

En esa dimensión, en mp3, recitada por la autora

Dilemas esenciales

Dilemas esenciales, en mp3, recitada por la autora

Arribaré a tu lado,

Arribaré a tu lado, en mp3, recitada por la autora

Trayecto vital

Trayecto vital, en mp3, recitada por la autora

Resonancias

 Resonancias, en mp3, recitada por la autora

La muerte

La muerte, en mp3, recitada por la autora

(Día 7, junio, jueves, Mc 12,28b-34  

 

Marcos 12, 28-34 - "El principal mandamiento" - En aquel tiempo, un escriba se acercó a Jesús y le preguntó: -«¿Qué mandamiento es el primero de todos?». Respondió Jesús: «El primero es: "Escucha, Israel, el Señor, Nuestro Dios, es el único Señor: amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente, con todo tu ser. " El segundo es éste: "Amarás a tu prójimo como a ti mismo". No hay mandamiento mayor que éstos». El escriba replicó: «Muy bien, Maestro, tienes razón cuando dices que el Señor es uno solo y no hay otro fuera de él; y que amarlo con todo el corazón, con todo el entendimiento y con todo el ser, y amar al prójimo como a uno mismo vale más que todos los holocaustos y sacrificios». Jesús, viendo que había respondido sensatamente, le dijo: «No estás lejos del reino de Dios». Y nadie se atrevió a hacerle más preguntas.

 

Libro "VERBO y verso", ver desde la página 472 hasta la 478 (a. i.)

Discípulo

Discípulo, en mp3, recitada por la autora

Alma consagrada

(Día 8, junio, viernes, Jn 19,31-37. Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús)

Juan 19,31-37 - "Le traspasó el costado, y salió sangre y agua" - En aquel tiempo, los judíos, como era el día de la Preparación, para que no se quedaran los cuerpos en la cruz el sábado, porque aquel sábado era un día solemne, pidieron a Pilato que les quebraran las piernas y que los quitaran. Fueron los soldados, le quebraron las piernas al primero y luego al otro que habían crucificado con él; pero al llegar a Jesús, viendo que ya había muerto, no le quebraron las piernas, sino que uno de los soldados, con la lanza, le traspasó el costado, y al punto salió sangre y agua. El que lo vio da testimonio, y su testimonio es verdadero, y él sabe que dice verdad, para que también vosotros creáis. Esto ocurrió para que se cumpliera la Escritura: "No le quebrarán un hueso"; y en otro lugar la Escritura dice: "Mirarán al que atravesaron".

 

Libro "VERBO y verso", ver desde la página 611 hasta la 618 (a. i.)

Evangelio de San Juan, Cap. X, y poesías relacionadas con su texto

Tu amor

Tu amor, en mp3, recitada por la autora

Todo me lleva a Ti

Todo me lleva a Ti, en mp3, recitada por la autora

Él es...

Él es..., en mp3, recitada por la autora

(Día 9, junio, sábado, Lc 2,41-51. Inmaculado Corazón de María)

Lucas 2,41-51 - "Conservaba todo esto en su corazón" - Los padres de Jesús solían ir cada año a Jerusalén por las fiestas de Pascua. Cuando Jesús cumplió doce años, subieron a la fiesta según la costumbre y, cuando terminó, se volvieron; pero el niño Jesús se quedo en Jerusalén, sin que lo supieran sus padres. Éstos, creyendo que estaba en la caravana, hicieron una jornada y se pusieron a buscarlo entre los parientes y conocidos; al no encontrarlo, se volvieron a Jerusalén en su busca. A los tres días, lo encontraron en el templo, sentado en medio de los maestros, escuchándolos y haciéndoles preguntas; todos los que le oían quedaban asombrados de su talento y de las respuestas que daba. Al verlo, se quedaron atónitos, y le dijo su madre: “Hijo, ¿por qué nos has tratado así? Mira que tu padre y yo te buscábamos angustiados". Él les contestó: “¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que yo debía estar en la casa de mi Padre?”. Pero ellos no comprendieron lo que quería decir. Él bajó con ellos a Nazaret y siguió bajo su autoridad. Su madre conservaba todo esto en su corazón.

 

Libro "VERBO y verso", ver desde la página 82 hasta la 89 (a. i.) y

El Niño perdido y hallado en el templo

El Niño perdido y hallado en el templo, en mp3, recitado por la autora

Reina y Madre mía

Reina y Madre mía, en mp3, recitada por la autora

Especial Virgen María

Libro "Antes que la luz de la alborada, tú, María"

 

(Día 10, junio, d0mingo,  Mc 3,20-25)

 

Marcos 3,20-35 - "Satanás está perdido" - En aquel tiempo, Jesús fue a casa con sus discípulos y se juntó de nuevo tanta gente que no los dejaban ni comer. Al enterarse su familia, vinieron a llevárselo, porque decían que no estaba en sus cabales. También los escribas que habían bajado de Jerusalén decían: "Tiene dentro a Belzebú y expulsa a los demonios con el poder del jefe de los demonios. Él los invitó a acercarse y les puso estas parábolas: "¿Cómo va a echar Satanás a Satanás? Un reino en guerra civil no puede subsistir; una familia dividida no puede subsistir. Si Satanás se rebela contra sí mismo, para hacerse la guerra, no puede subsistir, está perdido. Nadie puede meterse en casa de un hombre forzudo para arramblar con su ajuar, si primero no lo ata; entonces podrá arramblar con la casa. Creedme, todo se les podrá perdonar a los hombres: los pecados y cualquier blasfemia que digan; pero el que blasfeme contra el Espíritu Santo no tendrá perdón jamás, cargará con su pecado para siempre". Se refería a los que decían que tenía dentro un espíritu inmundo.

 

Libro "VERBO y verso", ver la página 235  y desde la pág. 356 a la 359 (a. i.)

Encuentro

Encuentro, en mp3, recitada por la autora

(Día 11, junio, lunes,  Mt 10,7-13. Nuestra Señora de la Capilla)

Mateo 10, 7-13 - "Id y proclamad que el reino de de los cielos está cerca" - En aquel tiempo, dijo Jesús a sus apóstoles: "Id y proclamad que el reino de los cielos está cerca. Curad enfermos, resucitad muertos, limpiad leprosos, echad demonios. Lo que habéis recibido gratis, dadlo gratis. No llevéis en la faja oro, plata ni calderilla; ni tampoco alforja para el camino, ni túnica de repuesto, ni sandalias, ni bastón; bien merece el obrero su sustento. Cuando entréis en un pueblo o aldea, averiguad quién hay allí de confianza y quedaros en su casa hasta que os vayáis. Al entrar en una casa, saludad, si la casa se lo merece, la paz que le deseáis vendrá a ella. Si no lo merece, la paz volverá a vosotros".

 

Libro "VERBO y verso", ver desde la página 262 hasta la 265 (a. i.)

El anuncio del Reino de Dios

El anuncio del Reino de Dios, en mp3, recitada por la autora

Discípulo

Discípulo, en mp3, recitada por la autora

Deseo

Deseo, en mp3, recitada por la autora

Especial Virgen María

(Día 12, junio, martes, Mt 5,13-16)

Mateo 5, 13-16 - "Vosotros sois la luz del mundo" - En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: "Vosotros sois la sal de la tierra. Pero si la sal se vuelve sosa, ¿con qué la salarán? No sirve más que para tirarla fuera y que la pise la gente. Vosotros sois la luz del mundo. No se puede ocultar una ciudad puesta en lo alto de un monte. Tampoco se enciende una vela para meterla debajo de un celemín, sino para ponerla en el candelero y que alumbre a todos los de casa. Alumbre así vuestra luz a los hombres, para que vean vuestras buenas obras y den gloria a vuestro Padre que está en el cielo".

 

Libro "VERBO y verso", ver desde la página 175 hasta la 177 (a. i.)

 

Dame tu luz

Dame tu luz, en mp3, recitada por la autora

Deseo

Deseo, en mp3, recitada por la autora

Discípulo

Discípulo, en mp3, recitada por la autora

Encuentro

Encuentro, en mp3, recitada por la autora

Hágase tu voluntad

Hágase tu voluntad, en mp3, recitada por la autora

Alma bienaventurada

Alma bienaventurada, en mp3, recitada por la autora

Tu amor

Tu amor, en mp3, recitada por la autora

Todo me lleva a Ti

Todo me lleva a Ti, en mp3, recitada por la autora

(Día 13, junio, miércoles, Mt 5,17-19)

Mateo 5,17-19 - "No he venido a abolir, sino a dar plenitud" - «No creáis que he venido a abolir la ley o los profetas: no he venido a abolir, sino a dar plenitud. Os aseguro que antes pasarán el cielo y la tierra que deje de cumplirse hasta la última letra o tilde de la ley. El que se salte uno solo de los preceptos menos importantes, y se lo enseñe así a los hombres, será el menos importante en el Reino de los cielos. Pero quien los cumpla y enseñe será grande en el Reino de los cielos».

Libro "VERBO y verso", ver desde la página 178 hasta la 183 (a. i.)

Oraciones a la Santísima Trinidad Mandamientos Sacramentos

Hágase tu voluntad

Hágase tu voluntad, en mp3, recitada por la autora

Acércate, Señor

Acércate, Señor, en mp3, recitada por la autora

Dame tu luz

Dame tu luz, en mp3, recitada por la autora

Deseo

Deseo, en mp3, recitada por la autora

Discípulo

Discípulo, en mp3, recitada por la autora

Encuentro

Encuentro, en mp3, recitada por la autora

(Día 14, junio, jueves, M5,20-26)

 

Mateo 5, 20-26 - "Todo el que esté peleado con su hermano, será procesado" - En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: "Si no sois mejores que los letrados y fariseos, no entraréis en el Reino de los cielos. Habéis oído que se dijo a los antiguos: No matarás, y el que mate será procesado. Pero yo os digo: todo el que esté peleado con su hermano, será procesado. Y si uno llama a su hermano "imbécil", tendrá que comparecer ante el sanedrín, y si lo llama "renegado", merece la condena del fuego. Por tanto, si cuando vas a poner tu ofrenda sobre el altar, te acuerdas allí mismo de que tu hermano tiene quejas contra ti, deja allí tu ofrenda ante el altar y vete primero a reconciliarte con tu hermano, y entonces vuelve a presentar tu ofrenda. Procura arreglarte con el que te pone pleito en seguida, mientras vais todavía de camino, no sea que te entregue al juez, y el juez al alguacil, y te metan en la cárcel. Te aseguro que no saldrás de allí".

 

Libro "VERBO y verso", ver desde la página 178 hasta la 183 (a. i.)

Alborada del perdón

Alborada del perdón, en mp3, recitada por la autora

Diluvio del perdón

Diluvio del perdón, en mp3, recitada por la autora

Acércate, Señor

Acércate, Señor, en mp3, recitada por la autora

(Día 15, junio, viernes, Mt 5,27-32)

Mateo 5, 27-32 - "El que mira a una mujer casada deseándola, ya ha sido adúltero" - En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: "Habéis oído el mandamiento "no cometerás adulterio". Pues yo os digo: El que mira a una mujer casada deseándola, ya ha sido adúltero con ella en su interior. Si tu ojo derecho te hace caer, sácatelo y tíralo. Más te vale perder un miembro que ser echado entero en el infierno. Si tu mano derecha te hace caer, córtatela y tírala, porque más te vale perder un miembro que ir a parar entero al infierno. Está mandado: El que se divorcie de su mujer, excepto en caso de impureza, la induce al adulterio, y el que se case con la divorciada comete adulterio".

Libro "VERBO y verso", ver desde la página 184 hasta la 187 (a. i.)

Somos libres

Somos libres, en mp3, recitada por la autora

Tengo fe

Tengo fe, en mp3, recitada por la autora

Gotas de fe

(Día 16, junio, sábado, Mt 5,33-37)

Mateo 5, 33-37 - "Yo os digo que no juréis en absoluto" - En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: "Sabéis que se mandó a los antiguos: "No jurarás en falso" y "Cumplirás tus votos al Señor". Pues yo os digo que no juréis en absoluto: ni por el cielo, que es el trono de Dios; ni por la tierra, que es estrado de sus pies; ni por Jerusalén, que es la ciudad del gran Rey. Ni jures por tu cabeza, pues no puedes volver blanco o negro un solo pelo. A vosotros os basta decir sí o no. Lo que pasa de ahí viene del Maligno".

(Día 17, junio, domingo, Mc 4,26-34)

Marcos 4,26-34 - "Era la semilla más pequeña, pero se hace más alta que las demás hortalizas" - En aquel tiempo, dijo Jesús a la gente: "El reino de Dios se parece a un hombre que echa simiente en la tierra. Él duerme de noche y se levanta de mañana; la semilla germina y va creciendo, sin que él sepa cómo. La tierra va produciendo la cosecha ella sola: primero los tallos, luego la espiga, después el grano. Cuando el grano está a punto, se mete la hoz, porque ha llegado la siega". Dijo también: "¿Con qué podemos comparar el reino de Dios? ¿Qué parábola usaremos? Con un grano de mostaza: al sembrarlo en la tierra es la semilla más pequeña, pero después brota, se hace más alta que las demás hortalizas y echa ramas tan grandes que los pájaros pueden cobijarse y anidar en ellas". Con muchas parábolas parecidas les exponía la palabra acomodándose a su entender. Todo se lo exponía con parábolas, pero a sus discípulos se lo explicaba todo en privado.

 

Libro "VERBO y verso", ver desde la página 244 hasta la 246 (a. i.)

El anuncio del Reino de Dios

El anuncio del Reino de Dios, en mp3, recitada por la autora

(Día 18, junio, lunes, Mt 5,38-42)

Mateo 5, 38-42 - "Yo os digo: No hagáis frente al que os agravia" - En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: "Sabéis que está mandado: "Ojo por ojo, diente por diente". Pues yo os digo: No hagáis frente al que os agravia. Al contrario, si uno te abofetea en la mejilla derecha, preséntale la otra; al que quiera ponerte pleito para quitarte la túnica, dale también la capa; a quien te requiera para caminar una milla, acompáñalo dos; a quien te pide, dale; y al que te pide prestado, no lo rehúyas".

Libro "VERBO y verso", ver desde la página 194 hasta la 197 (a. i.)

Alborada del perdón

Alborada del perdón, en mp3, recitada por la autora

Diluvio del perdón

Diluvio del perdón, en mp3, recitada por la autora

(Día 19, junio, martes, Mt 5,43-48)

Mateo 5, 43-48 - "Amad a vuestros enemigos" - En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: Habéis oído que se dijo: Ama a tu prójimo y odia a tu enemigo. Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos y rezad por  los que os persiguen. Así seréis dignos hijos de vuestro Padre del cielo, que hace salir el sol sobre buenos y malos, y manda la lluvia sobre justos e injustos. Porque, si amáis a quienes os aman, ¿qué recompensa merecéis? ¿No hacen también eso los que recaudan impuestos para Roma? Y si saludáis sólo a vuestros hermanos, ¿qué hacéis de más? ¿No hacen lo mismo los paganos? Vosotros sed perfectos, como vuestro Padre celestial es perfecto".

Libro "VERBO y verso", ver desde la página 194 hasta la 197 (a. i.)

Una sola ofrenda

Una sola ofrenda, en mp3, recitada por la autora

La lección de catecismo

La lección de catecismo, en mp3, recitada por la autora

(Día 20, junio, miércoles, Mt 6,6, 1-6.16-18)

Mateo 6, 1-6.16-18 - "Tu padre, que ve lo secreto, te recompensará" - En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: Cuidado con practicar las buenas obras para ser vistos por la gente, porque vuestro Padre del cielo no os recompensará. Por eso, cuando deis limosna, no vayáis pregonándolo, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, para que les alaben los hombres. Os aseguro que ya han recibido su recompensa. Tú, cuando des limosna, que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha. Así tu limosna quedará en secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará. Cuando recéis, no seáis como los hipócritas, a quienes les gusta rezar de pie en la sinagogas y en las esquinas de las plazas para que los vea la gente. Os aseguro que ya han recibido su recompensa. Tú, cuando reces, entra en tu cuarto, cierra la puerta y reza a tu Padre, que está en lo secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará. Cuando ayunéis, no andéis tristes como los hipócritas, que desfiguran su rostro para que la gente vea que ayunan. Os aseguro que ya han recibido su recompensa. Tú, cuando ayunes, perfúmate la cabeza y lávate la cara, de modo que nadie note tu ayuno, sino tu Padre, que está en lo escondido. Y tu Padre, que ve hasta lo más escondido, te recompensará".

 

Libro "VERBO y verso", ver desde la página 198 hasta la 199 (a. i.) y

desde la 204 hasta la 205 (a. i.)

Es oración

Es oración, en mp3, recitada por la autora

Quiero hacer con mi vida una oración

Quiero hacer con mi vida una oración, en mp3, recitada por la autora

Padre

Padre, en mp3, recitada por la autora

Padre nuestro

Oraciones de los niños

Oraciones a la Santísima Trinidad Mandamientos Sacramentos

Oraciones a la Virgen María

Te cantan hoy mis cítaras templadas

Te cantan hoy mis cítaras templadas, en mp3, recitada por la autora

(Día 21, junio, jueves, Mt 6,7-15)

Mateo 6, 7-15 - "Vosotros rezad así" - En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: "Cuando recéis no uséis muchas palabras, como los paganos, que se imaginan que por hablar mucho les harán caso. No seáis como ellos, pues vuestro Padre sabe lo que os hace falta antes que se lo pidáis. Vosotros rezad así: Padre nuestro del cielo, santificado sea tu nombre, venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo; danos hoy el pan nuestro; perdónanos nuestras ofensas, pues nosotros hemos perdonado a los que nos han ofendido; no nos dejes caer en tentación, sino líbranos del maligno. Porque si perdonáis a los demás sus culpas, también vuestro Padre del cielo os perdonará a vosotros. Pero si no perdonáis a los demás, tampoco vuestro Padre perdonará vuestras culpas".

 

Libro "VERBO y verso", ver desde la página 201 hasta la 203 (a. i.)

Es oración

Es oración, en mp3, recitada por la autora

Quiero hacer con mi vida una oración

Quiero hacer con mi vida una oración, en mp3, recitada por la autora

Padre

Padre, en mp3, recitada por la autora

Padre nuestro

Oraciones de los niños

Oraciones a la Santísima Trinidad Mandamientos Sacramentos

Oraciones a la Virgen María

Alborada del perdón

Alborada del perdón, en mp3, recitada por la autora

Diluvio del perdón

Diluvio del perdón, en mp3, recitada por la autora

(Día 22, junio, viernes, Mt 6,19-23)

 Mateo 6, 19-23 - "Donde está tu tesoro, allí está tu corazón" - En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: "No atesoréis tesoros en la tierra, donde la polilla y la carcoma los roen, donde los ladrones abren boquetes y los roban. Atesorad tesoros en le cielo, donde no hay polilla ni carcoma que se los coman, ni ladrones que abran boquetes y roben. Porque dónde está tu tesoro, allí está tu corazón. La lámpara del cuerpo es el ojo. Si tu ojo está sano, tu cuerpo entero tendrá luz; si tu ojo está enfermo, tu cuerpo entero estará a oscuras. Y si la única luz que tienes está oscura, ¡cuánta será la oscuridad!".

 

Libro "VERBO y verso", ver desde la página 206 hasta la 209 (a. i.)

Dame tu luz

Dame tu luz, Señor, en mp3, recitada por la autora

Acércate, Señor

Acércate, Señor, en mp3, recitada por la autora

Una sola ofrenda

Una sola ofrenda, en mp3, recitada por la autora

Alma bienaventurada

Alma bienaventurada, en mp3, recitada por la autora

Alma consagrada

(Día 23, junio, sábado, Mt 6,24-34)

Mateo 6, 24-34 - "No os agobiéis por el mañana" - En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: "Nadie puede estar al servicio de dos amos. Porque despreciará a uno y querrá al otro; o, al contrario, se dedicará al primero y no hará caso al segundo. No podéis servir a Dios y al dinero. Por eso os digo: no estéis agobiados por la vida pensando qué vais a comer, ni por el cuerpo pensando con qué vais a vestir. ¿No vale más la vida que el alimento, y el cuerpo que el vestido? Mirad a los pájaros: ni siembran, ni siegan, ni almacenan, y, sin embargo, vuestro Padre celestial los alimenta. ¿No valéis vosotros más que ellos? ¿Quién de vosotros, a fuerza de agobiarse, podrá añadir una hora al tiempo de su vida?. ¿Por qué os agobiáis por el vestido? Fijaos cómo crecen los lirios del campo: ni trabajan ni hilan. Y yo os digo que ni Salomón, en todo su fasto, estaba vestido como uno de ellos. Pues si a la hierba, que hoy está en el campo y mañana se quema en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más por vosotros, gente de poca fe? No andéis agobiados pensando qué vais a comer, o qué vais a beber, o con qué os vais a vestir. Los paganos se afanan por esas cosas. Ya sabe vuestro Padre del cielo que tenéis necesidad de todo eso: Sobre todo buscad el Reino de Dios y su justicia; lo demás se os dará por añadidura. Por tanto, no os agobiéis por el mañana, porque el mañana traerá su propio agobio. A cada día le bastan sus disgustos".

 

Libro "VERBO y verso", ver desde la página 206 hasta la 209 (a. i.)

Tengo miedo

Tengo miedo, en mp3, recitada por la autora

Soy lo que soy, Señor

Soy lo que soy, Señor, en mp3, recitada por la autora

No permitas, Señor

No permitas, Señor, en mp3, recitada por la autora

Acércate, Señor

Acércate, Señor, en mp3, recitada por la autora

Deseo

Deseo, en mp3, recitada por la autora

Discípulo

Discípulo, en mp3, recitada por la autora

Tu marioneta

(Día 24, junio, domingo, Lc 1, 57-66.80. La Natividad de San Juan Bautista)

Lucas 1, 57-66.80 - "Juan es su nombre" - Por aquellos días, cuando se cumplió el tiempo, Isabel dio a luz un hijo. Sus vecinos y parientes oyeron que el Señor le había mostrado su gran misericordia y se alegraron con ella. Al octavo día fueron a circuncidar al niño y querían llamarlo Zacarías, como su padre. Pero su madre dijo: No, se llamará Juan. Le dijeron: No hay nadie en tu familia que lleve ese nombre. Se dirigieron entonces al padre y le preguntaron por señas cómo quería que se llamara. El pidió una tablilla y escribió: Juan es su nombre. Entonces todos quedaron sorprendidos. De pronto recuperó el habla y comenzó a bendecir a Dios. Todos sus vecinos se llenaron de temor, y en toda la montaña de Judea se comentaba lo sucedido. Cuantos lo oían pensaban: ¿Qué llegará a ser este niño. El niño iba creciendo y se fortalecía en su interior. Y vivió en el desierto hasta el día de su manifestación a Israel.

Libro "VERBO y verso", ver desde la página 40 hasta la 43 (a. i.)

Juan Bautista

Juan Bautista, en mp3, recitada por la autora

Juan abrió las veredas

Juan abrió las veredas, en mp3, recitada por la autora

(Día 25, junio, lunes, Mt 7,1-5) 

Mateo 7, 1-5 - "Sácate primero la viga del ojo" - En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: "No juzguéis y no os juzgarán. Porque os van a juzgar como juzguéis vosotros, y la medida que uséis, la usarán con vosotros. ¿Por qué te fijas en la mota que tiene tu hermano en el ojo y no reparas en la viga que llevas en el tuyo? ¿Cómo puedes decirle a tu hermano: "Déjame que te saque la mota del ojo", teniendo una viga en el tuyo? Hipócrita: sácate primero la viga del ojo; entonces verás claro y podrás sacar la mota del ojo de tu hermano".

Libro "VERBO y verso", ver desde la página 210 hasta la 212 (a. i.)

Penitencia de ceniza

Penitencia de ceniza, en mp3, recitada por la autora

(Día 26, junio, martes, Mt 7,6.12-14)

Mateo 7,6.12-14 - "Tratad a los demás como queréis que ellos os traten" - En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: "No deis lo santo a los perros, ni les echéis vuestras perlas a los cerdos; las pisotearán y luego se volverán para destrozaros. Tratad a los demás como queréis que ellos os traten; en esto consiste la Ley y los profetas. Entrad por la puerta estrecha. Ancha es la puerta y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos entran por ellos. ¡Qué estrecha es la puerta y qué angosto el camino que lleva a la vida! Y pocos dan con ellos".

Libro "VERBO y verso", ver desde la página 210 hasta la 212 (a. i.)

Deseo

Deseo, en mp3, recitada por la autora

Discípulo

Discípulo, en mp3, recitada por la autora

Tu marioneta

(Día 27, junio, miércoles, Mt  7,15-20. Ntra. Sra. del Perpetuo Socorro)

 

Mateo 7, 15-20 - "Por sus frutos los conoceréis" - En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: "Cuidado con los profetas falsos; se acercan con piel de oveja, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis. A ver, ¿acaso se cosechan uvas de las zarzas o higos de los cardos? Los árboles sanos dan frutos buenos; los árboles dañados dan frutos malos. Un árbol sano no puede dar frutos malos, ni un árbol dañado dar frutos buenos. El árbol que no da fruto bueno se tala y se echa al fuego. Es decir, que por sus frutos los conoceréis".

Libro "VERBO y verso", ver desde la página 213 hasta la 214 (a. i.)

María salva

Especial Virgen María

Libro "Antes que la luz de la alborada, tú, María"

Reina y Madre mía

Reina y Madre mía, en mp3, recitada por la autora

(Día 28, junio, jueves, Mt 7,21-29)

Mateo 7,21-29 - "La casa edificada sobre roca y la casa edificada sobre arena" - En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: "No todo el que me dice "Señor, Señor" entrará en el reino de los cielos, sino el que cumple la voluntad de mi Padre que está en el cielo. Aquel día muchos dirán: "Señor, Señor, ¿no hemos profetizado en tu nombre, y en tu nombre echado demonios, y no hemos hecho en tu nombre muchos milagros?". Yo entonces les declararé: "Nunca os he conocido. Alejaos de mí, malvados". El que escucha estas palabras mías y las pone en práctica se parece a aquel hombre prudente que edificó su casa sobre roca. Cayó la lluvia, se salieron los ríos, soplaron los vientos y descargaron contra la casa; pero no se hundió, porque estaba cimentada sobre roca. El que escucha estas palabras mías y no las pone en práctica se parece a aquel hombre necio que edificó su casa sobre arena. Cayó la lluvia, se salieron los ríos, soplaron los vientos y rompieron contra la casa, y se hundió totalmente". Al terminar Jesús este discurso, la gente estaba admirada de su enseñanza, porque les enseñaba con autoridad, y no como los escribas.

Libro "VERBO y verso", ver la página 216 y desde la 218 hasta 220 (a. i.)

Tengo fe

Tengo fe, en mp3, recitada por la autora

Los talentos

Los talentos, en mp3, recitada por la autora

Soy lo que soy, Señor

Soy lo que soy, Señor, en mp3, recitada por la autora

(Día 29, junio, viernes, Mt 16,13-19. San Pedro y San Pablo)

Mateo 16, 13-19 - "Tú eres Pedro y yo te daré las llaves del Reino de los cielos" - En aquel tiempo, de camino hacia la región de Cesarea de Filipo, Jesús preguntó a sus discípulos: ¿Quién dice la gente que es el Hijo del hombre?. Ellos le contestaron: Unos que Juan el Bautista; otros que Elías; otros que Jeremías o uno de los profetas. Jesús les preguntó: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?. Simón Pedro respondió: Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo. Jesús le dijo: Dichoso tú, Simón, hijo de Juan, porque eso no te lo ha revelado ningún mortal, sino mi Padre que está en los cielos. Yo te digo: Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder de la muerte no podrá contra ella. Te daré las llaves del Reino de los cielos; lo que ates en la tierra quedará atado en el cielo, y lo que desates en la tierra quedará desatado en el cielo".

Libro "VERBO y verso", ver desde la página 298 hasta la 301 (a. i.)

Encuesta de opinión

Encuesta de opinión, en mp3, recitada por la autora

Discípulo

Discípulo, en mp3, recitada por la autora

A Cristo

A Cristo, en mp3, recitada por la autora

No importa

No importa, en mp3, recitada por la autora

(Día 30, junio, sábado, Mt 8,5,17)

Mateo 8,5-17 - Jesús, al verse rodeado por la multitud, dio orden de cruzar a la otra orilla. Entonces se le acercó un maestro de la Ley y le dijo: "Maestro, te seguiré adondequiera que vayas". Jesús le contestó: "Los zorros tienen cuevas y las aves tienen nidos, pero el Hijo del Hombre ni siquiera tiene dónde recostar la cabeza". Otro de sus discípulos le dijo: "Señor, deja que me vaya y pueda primero enterrar a mi padre". Jesús le contestó: "Sígueme y deja que los muertos entierren a sus muertos".

Libro "VERBO y verso", ver desde la página 221 hasta la 223 (a. i.)

Discípulo

Discípulo, en mp3, recitada por la autora

Todo me lleva a Ti

Todo me lleva a Ti, en mp3, recitada por la autora

Él es...

Él es..., en mp3, recitada por la autora

El filo de la vida

El filo de la vida, en mp3, recitada por la autora

Algarabía

Algarabía, en mp3, recitada por la autora

 Calendario Litúrgico

Contenido

Currículum - Opiniones - Estilo - Libros - Métrica  

Poesía vital - Poesía trascendental - Poesías eucarísticas

Virgen María - Santo Rosario

  Navidad - Semana Santa - Pascua de Resurrección

 Teatro  -  Relatos - Paremias y refranes 

Gotas de amor - Gotas de vida - Gotas de fe - Gotas de Navidad

Gotas de Año Viejo y de Año Nuevo

Novedades y comunicados

El carrusel: Páginas de y para los más jóvenes

Poesías escogidas de otros poetas

MAPA DEL SITIO

Libro "Antes que la luz de la alborada, tú, María"

 Libro "Maternidad..., es poesía"

Libro "Algarabía"

  Si quiere enviar un mensaje recomendando  estas páginas, pulse AQUÍ

Añada este sitio a sus Favoritos