¡QUÉ LEJOS DEL AMOR ESOS AMORES!  

Por

Emma-Margarita R. A.-Valdés

  

¡Qué triste primavera sin las flores!

 

Así son, sin amor, esos amores

cuerpo a cuerpo, turbado el corazón,

no se ahonda en la máxima emoción,

se cercenan deleites y amargores.

 

¡Qué lejos del amor esos amores!

 

Es hacer el amor entre estertores

de muerte, con el alma ausente, fría,

la materia en vulgar monotonía

reflejada en los ojos heladores

 

¡Qué triste primavera sin las flores!

 

Se priva a ese placer de los mejores

goces que el hombre tiene en este mundo,

el embeleso mágico y profundo

del amor, atavío de esplendores.

 

¡Qué lejos del amor esos amores!

 

Se figuran que son abrasadores

los hielos transformados en costumbre,

confunden con inextinguible lumbre

cenizas de soberbia o sinsabores.

 

¡Qué triste primavera sin las flores!

 

Son diminutas chispas, los ardores

de la rutina, la necesidad,

o la exigencia de una sociedad

carente de sus máximos valores.

 

¡Qué lejos del amor esos amores!

 

¡Qué lejos del amor!, esos amores

son como hospedería al emigrante,

como ánima que en pena vaga errante.

¡Son la ruindad de lúbricos favores!

 

¡Qué triste primavera sin las flores!.

Emma-Margarita R. A.-Valdés

Del libro "Maternidad..., es poesía"

Poesía vital - Contenido

Libros de Emma-Margarita R. A.-Valdés

 

Si quiere enviar un mensaje recomendando

estas páginas, pulse AQUÍ

Añada este sitio a sus Favoritos

 

 
     

 

Pintor: Giuseppe Dangelico Pino