Curación de un leproso: Mt 8,1-4; Mc 1,40-45; Lc 5,12-16

 


 SEÑOR, PUEDES LIMPIARME

Del libro "VERBO y verso"

Por

Emma-Margarita R. A.-Valdés

 

 

Bajaste de tu monte,

oíste mi plegaria,

me limpiaste la carne,

purificaste mi alma.

Me das la nueva vida

bajo el sol de tu gracia.

  

Cuando llegó hasta mí

tu ternura, tu dádiva

me libró de mi angustia,

mi dolencia, mi mancha

y brotó en mi interior

celestial esperanza.

 

Hoy sé que tú eres Dios,

loaré tu palabra

y ante los sacerdotes,

palacios y cabañas,

la seguiré anunciando

por monte y hondonadas.

 

 

 

TU CAUDAL

 

En yermo sufrimiento,

los agónicos cuerpos infectados

reclaman a las nubes

el agua transparente que lave su inmundicia

 

Y llega tu caudal

con la fuerza de tu entidad divina.

Lavas las viejas úlceras

de la herrumbre del mundo.

 

Arrancas vestiduras,

testigos de anteriores dependencias.

Con nuevos atavíos

engalanas los cuerpos restaurados

y exhiben sus laureles

cantando maitines

 

Tu caudal es destino

de miles sufridores que te buscan

y encuentran en tu río

el agua de la Vida

 

Tú, en soledad, te acercas

al Padre que dirige tus jornadas.

Un coloquio sagrado

que eleva la materia y diviniza

tu humana y transitoria cualidad.

 


Emma-Margarita R. A.-Valdés

 

email del autor: universo@universoliterario.net





                   



 

Contenido del sitio

 

Poesía trascendental

Si quiere enviar un mensaje recomendando

Universo Literario, pulse AQUÍ

Añada Universo Literario a sus Favoritos

 Todos los derechos reservados © - Emma-Margarita R. A.-Valdés

 

Del libro: "VERBO y verso".
email del autor: universo@universoliterario.net