FRIALDAD EXTRAÑA

 
 

Por

Emma-Margarita R. A.-Valdés

 

 
   
   

Para ti, amiga Teresa. Acompañándote en el dolor y cumpliendo tu deseo, interiorizo y me convierto en protagonista de tus sentimientos e intento expresarlos adaptándome, en lo posible, a tus sugerencias.

   
 

 

 

En frío, lentamente, sin piedad,

sabiendo mi agonía y mi dolor,

como algo natural, segó mi amor

la mano que besé por su bondad.

Se llevó mi confianza, mi heredad,

y dejó un hueco helado en mi interior,

arrancó ese entusiasmo, ese candor

que no conoce engaño ni maldad.

 

En gélida mañana, la traición,

con ponzoñosas uñas de alimaña,

surcó mi cuerpo trémulo y baldío.

 

Sólo crece cizaña. Sin pasión,

sin amor, sin dolor, nada me daña.

¡Cómo añoro mi ardor!. ¡Odio este frío!

 

Emma-Margarita R. A.-Valdés

 

 

 
   

   
 

 

Poesía vital - Contenido

Libros de Emma-Margarita R. A.-Valdés

Si quiere enviar un mensaje recomendando 

estas páginas, pulse AQUÍ

Añada este sitio a sus Favoritos

 

 
   

Imagen: Houdon