EN CARNE VIVA

Por

Emma-Margarita R. A.-Valdés

 

(A Teresa, con mi agradecimiento por haberme sugerido esta poesía basada en su experiencia.)

 

Tengo una herida abierta, en carne viva.

Me incrustaron metralla de amargura

con ráfagas de ausencia.

La llaga me consume con la lumbre

de acerba sensación.

Mi torpe vacilante caminar

recela de la tenue alada brisa.

Los suplicantes pétalos

lastiman con su tacto rosa y leve,

¡cómo duele su roce!.

 

Pasan lentas las horas

sin cerrarse un centímetro la brecha

que día a día crece.

Olas internas de mi mar salobre

no bañan sus orillas.

Por una vía pedregosa aciaga

voy hacia la gran luz,

quizá cuando la alcance en la llanura,

bajo la fría sombra del ciprés,

lleve gangrena roja entre los labios.

 

Emma-Margarita R. A.-Valdés

 

Poesía vital - Contenido

Libros de Emma-Margarita R. A.-Valdés

 

Si quiere enviar un mensaje recomendando estas páginas,

pulse AQUÍ

Añada este sitio a sus Favoritos

 

Pintor: Daniel F. Gerhartz