Los diez leprosos curados: Lc 17,11-19

 

Del libro "VERBO y verso"

Por

Emma-Margarita R. A.-Valdés


 

DIEZ CUERPOS

 

Mi cuerpo revestido de miseria,

por haber desoído tus palabras,

suplica quedar limpio de impurezas

y a tu misericordia se consagra.

 

Regresará mi cuerpo fiel, incólume,

a decir ¡gloria a Dios en las alturas!,

que tú eres el Señor de los señores

y que por ti encontró paz y ventura.

 

Fuimos diez los salvados por tu gesto,

diez cuerpos que disfrutan de la vida,

uno solo aceptó tus mandamientos

y nueve emprenderán sendas distintas.

 

El cuerpo, que es la cárcel de las almas,

resplandece con tu fulgor divino.

Colmado de tu luz y de tu gracia

habitará en tu eterno paraíso.

 

 

 

TE GLORIFICARÉ EN LA PAZ DEL ALMA

 

Te pido compasión por mi abandono

en manos de este mundo,

por mancharme con tantas inmundicias,

por mi orgullo vacío de verdad, de valor,

por revestirme de odio a tu doctrina

y por otras ruindades profanas que detesto.

Mi cuerpo hiede a muerte.

 

Hoy te pido, Señor, limpies mi espíritu

de soberbia, de orgullo y vanidad,

concédeme gozar de tu palabra viva

y mi carne se vestirá de luz.

 

Perseguiré tus pasos

por el mar, el desierto, aldeas y ciudades,

te glorificaré en la paz del alma

que tú limpiaste en místico holocausto.

 


Emma-Margarita R. A.-Valdés

email del autor: universo@universoliterario.net

 

Contenido del sitio

 

Poesía trascendental

Si quiere enviar un mensaje recomendando

Universo Literario, pulse AQUÍ

Añada Universo Literario a sus Favoritos

 Todos los derechos reservados © - Emma-Margarita R. A.-Valdés

Del libro: "VERBO y verso".
email del autor: universo@universoliterario.net