¡DEJADME VIVIR AÚN!  
 

 

 

No quiero morir

antes de mi tiempo.

Dejadme en mi lecho

sintiendo latir

este corazón

cansado y enfermo.

 

Aún tengo, en la mente,

vivos los recuerdos:

valiosos momentos,

amores, deleites 

de tiempos gozados…,

aunque esté en silencio.

 

Percibo el cariño,

las suaves caricias

temerosas, tímidas,

como último rito.

Me alegran, me animan

a seguir viviendo

mis postreros días.

 

No siento el dolor

de mi cuerpo enfermo.

Con el alma rezo:

es la aceptación

que me da la fuerza

y me acerca al cielo.

 

No queráis quitarme

tan pronto de en medio.

Llegará el momento,

no importa que tarde,

a todos espera

el destino eterno.

 

Quiero disfrutar

las cosas queridas…

La fe reanima,

y a pesar del mal

que mi cuerpo aqueja,

vivo en armonía

 

Sé que la eutanasia

se dice que es digna,

que el sufrir alivia.

¡Triste coartada!

Para la dolencia

hay hoy medicinas…

 

Emma-Margarita R. A.-Valdés

 
   

 

Entradas a:

 

Poesía vital

 

Contenido de Universo Literario

 

 

Si quiere enviar un mensaje recomendando

Universo Literario, pulse AQUÍ

 

Añada Universo Literario a sus Favoritos

 

 Todos los derechos reservados © - Emma-Margarita R. A.-Valdés