DÉCIMAS A LA VIRGEN MARÍA



 

- I -

 

Fuiste por Dios elegida

cauce de la salvación

por tu humilde corazón

y en divino Amor ungida.

Sin pecado concebida,

como madre inmaculada,

en tu virginal morada

puso el Verbo su semilla,

indultando a nuestra arcilla 

en tu carne consagrada.



 

- II -

 

Por tu infinita bondad

has ofrecido tu vida

como esclava sometida

a su excelsa voluntad.

Es tu fiat caridad,

expiación, sacrificio, 

y ejerces tu humano oficio

unida al Verbo encarnado.

Por amor te has inmolado

para nuestro beneficio.


 

- III -

 

Concebida inmaculada,

llena de Espíritu Santo,

que te cubrió con su manto,

eres hoy glorificada

y la madre consagrada

para nuestra redención.

Con tu entrega en la Pasión

fuiste fiel corredentora,

la mujer conquistadora

de la eterna salvación.



 

- IV -

 

Reina y Madre, asunta al cielo,

es misión de tu reinado

rescatarnos del pecado,

darnos celestial anhelo,

romper del pecado el velo    

Como reina espiritual,

en el camino mortal

eres nuestro amparo y guía,

¡excelsa Virgen María!,

y nos liberas del mal.

 


 

- V -

 

Por tu infinita bondad,

ofreces paz y alegría

al alma que en ti confía.

Por tu fe y maternidad,

tu entrega y virginidad,

eres el bien y el consuelo,

la medianera en el cielo.

Nos guías hasta el final,

por senda trascendental,

en fiel y místico vuelo.

 



Emma-Margarita R. A.-Valdés
  


 

 

Contenido del sitio

 

Trípticos de Sonetos sobre los Misterios del Santo Rosario

 

Especial Virgen María

 

Libro "Antes que la luz de la alborada, tú, María"

 

Poesía trascendental

 

 

Si quiere enviar un mensaje recomendando
estas páginas, pulse
AQUÍ

 

Añada este sitio a sus Favoritos

Música: Momentos de Amor