EL ÁRBOL DE LA VIDA

Por

Emma-Margarita R. A.-Valdés

 

 

 

Nace el árbol.

Las raíces se nutren de los sueños,

sus hojas verdes laten con el viento,

se yergue vertical en el sendero

y las ramas se orientan hacia el cielo.

 

Pasa el tiempo…

La inmundicia sofoca bellos sueños,

sus gualdas hojas se las lleva el viento,

sólo queda su tronco en el sendero

y sus ramas cortadas en el suelo.

 

Pasa el tiempo…

El tronco carcomido, seco, muerto,

es ahora un antiestético madero

que debe ser cortado, es sólo un leño

destinado al hachazo y luego al fuego.

 

 

Emma-Margarita R. A.-Valdés

Entradas a:

Contenido del sitio

Poesía vital

Poesía trascendental

 

Si quiere enviar un mensaje recomendando

Universo Literario, pulse AQUÍ

Añada Universo Literario a sus Favoritos

Todos los derechos reservados © - Emma-Margarita R. A.-Valdés

 

Pintor: Miguel Aranguren