AMANECER DE ADÁN

Por

Emma-Margarita R. A.-Valdés

 

Domingo. Amanecer.

El rocío humedece mis pestañas

que se abren a la luz.

Bautismo de cristales en la noche del tiempo

para el brillo angular de mi destino.

El sol hiere las débiles pupilas

con sus grandiosos rayos, demasiado potentes

a mis ojos, que estrenan mar y cielo.

 

Descansa mi materia sobre la hierba azul.

Diviso en la distancia un cúmulo de lágrimas

para el rojo horizonte de mi carne.

Dormidos a mis pies,

sueñan con mis caricias los leones

cansados de sus juegos inocentes.

Las serpientes alargan sus colmillos

intentando morderme los talones ilesos.

 

Me levanto asombrado,

observo mi contorno en soledad

y grito en el silencio

con el primer sonido del nacido a la muerte:

suplico cercanía.

Mi padre me completa desgarrando mi cuerpo.

Ella lastima, duele, me seguirá punzando

con su gris melodía de jugosos jazmines.

 

Paseo por mi parque, mi eterno territorio,

el vergel de cipreses e inmaculadas rosas.

Enlazo la cintura del ser que me acompaña

y siento escalofríos

en mi sangre caliente enloquecida.

Ella ofrece la fruta de sus labios

y me invita a reinar,

a ser el tacto único que domine sus formas.

 

Se enardece mi hombría

desafiante, insurrecta, embriagada de orgullo.

Vuelvo a gritar en mi interior opaco

sin eco en la penumbra.

El fuego se rebela

contra la desnudez revestida de escamas

y arrasa la dorada superficie

que albergaba el nidal de la paloma.

 

Errante, prisionero, cautivo de mí mismo,

surco eriales de sombras

arrastrando el deseo de aquel jardín florido.

En mi carne proscrita

alborea en ofrenda la Voz para la Vida, 

y otra vez humedece mis pestañas

el rocío de luz que iluminó mis ojos

en el día primero del origen.

 

Saboreo armonía. La esperanza me acoge.

Mi grito es hoy un místico ¡aleluya!.

 

 

Emma-Margarita R. A.-Valdés

 

Contenido

Poesía vital

Poesía trascendental


   
 

 

 
   

 

Si quiere enviar un mensaje recomendando

 estas páginas, pulse AQUÍ

Añada este sitio a sus Favoritos

Libros de Emma-Margarita R. A.-Valdés

Pintor: Goltzius