¡Acércanos, Señor, 

al Pan que da la Vida!

 

Por

Emma-Margarita R. A.-Valdés

 

 

 

Cumplida tu misión subiste al cielo,

mas permaneces en la Eucaristía,

en tu Cuerpo y tu Sangre, día a día,

nos ofreces tu amor y tu desvelo.

 

En nuestro corazón late el anhelo

de vivir en tu humana cercanía;

gloriosa, celestial melancolía

que alienta la esperanza y el consuelo.

 

 

 

Confiamos en Ti, tras tu partida

disfrutamos de tu real presencia

por palabra que diste en despedida.

 

 

 

¡Acércanos al Pan que da la Vida!,

y en el tiempo final de la existencia

concédenos la paz de tu acogida.

 

 

 

Emma-Margarita R. A.-Valdés

 

Contenido

Poesía trascendental

Poesías eucarísticas

Si quiere enviar un mensaje recomendando estas páginas, 

pulse AQUÍ

Añada este sitio a sus Favoritos

Libros de Emma-Margarita R. A.-Valdés