Si quieres contribuir al mantenimiento y desarrollo de este sitio, puedes hacerlo por medio de un donativo:

Haz un donativo

Gracias por tu colaboración.

 

 

Postales con las poesías de este libro

 

 

Í N D I C E


INTRODUCCIÓN


PRELUDIO:

Mi cuerpo es ceremonia de la tierra

que se transforma en ti

Las túnicas del cuerpo
Mi único paisaje: tus pupilas
Rito


ALBORES DE LA VIDA:

Eres roble creciendo recto al cielo

con ramas orientadas al azul


Hijo, miel y cera
Soy toda para tí
¡Vives!
Niño de la ciudad
Hoy la Ley te hace hombre
Consagración, I y II
La libertad
Horas de juventud
Tu cumpleaños
Tu savia de sueños
Quisiera darte, hijo mío


PASOS EN LA NIEBLA:
Un viaje a contraluz del pensamiento

al lóbrego universo de la bruma

Hijo, me dueles y te espero
La ventana quieta
Me grita tu infancia
La escarcha
Funámbulo del tiempo
Me clavas mil puñales cada noche
¿Dónde estás, hijo mío, esta noche?
La ciudad
No puedo acostumbrarme
Desvío
Cumples veinticinco años
Quisiera no ser
Extraños
Mi paraíso
El pensamiento errante
A la rueda rueda
Conozco un lugar
Angustia en el umbral de la locura
La causa del fracaso
Naciste libre
El parque de tu infancia
Somos libres
Naciendo al morir


ALAS EN LA NOCHE:

Eres paloma blanca que se mece

con rutilantes focos sin mañana

Hoy te vas, hijo mío, quizá un mañana
Vuelve, hijo
Parto de lágrima y esperanza
La soledad
Te exilias en el mar
¿Dónde está la ilusión de tu mirada?
Nube negra
Tu mensaje
Arranca tus piedras de molino
¡Vuelve a ser tú, hijo mío!
¡Qué lejos del amor esos amores!
Es amor
Tus rosas
Sentimiento
Y me quedaré sola
Desamor de espiga
El paso del tiempo
Una visita al pueblo de la infancia
Fantasmas
Tesoros del pasado
Un lugar cercano
Alianza del silencio


FLORES DE ESPERANZA:

Reverdece el jardín de un loco sueño

bajo el sol que evapora tu neblina

Tú, gaviota blanca, bate tus alas
Tu camino
Estoy callada
Déjame ser tu madre
Me crece la esperanza
El valle perdido
El tiempo va aún por el camino
El bosque de mi mente
Esperanza ingrávida
Cuando llegue tu avión
Aguardo tu llegada a la orilla del tiempo
¡Evoluciona!
En tus veintisiete años


FRUTO EN SAZÓN:

Un abrazo de pétalos heridos

engendra la palabra en el silencio

Alborear de miel y tul
Tu hombría
Te veo en mi recuerdo
¡Vístele, Señor, para las bodas!
Al fin la paz
Futuras mariposas
Tu figura humana

 

Portada "Maternidad..., es poesía"

Postales con las poesías de este libro

Libros de Emma-Margarita R. A.-Valdés

Portada general

Facebook

 

Si quiere enviar un mensaje recomendando

estas páginas, pulse AQUÍ

Añada este sitio a sus Favoritos

 

Todos los derechos reservados © - Emma-Margarita R. A.-Valdés