Anterior Índice

Siguiente

 



 





EL BOSQUE DE MI MENTE

La densa arboleda de mis sentimientos
oculta gardenias de un feliz vergel
y en las altas copas que agitan los vientos
se escuchan suspiros de azahar y miel.

El pasado errante recorre el ramaje
resonando arpegios de sudario y tul,
pájaros oníricos que anida el boscaje
a la desbandada huyen al azul.

A veces las nubes, cúmulo de olvido,
cubren el paisaje con turbio dolor;
una lluvia triste de un medio aterido
cae lenta, pesada, húmeda de amor.

A veces se entreabren las puertas del cielo
brillando a lo lejos frutal ilusión,
y asoman jazmines en árido suelo
con jugosos pétalos de fe y de emoción.

Rastreo despacio la antigua cañada,
contemplo los vástagos de mi atardecer
que rotos, cubiertos de espesa enramada
conservan intacto otro amanecer.

Regreso cansada al caer la noche
a mi bosque umbrío de sauce y ciprés,
y traigo en el pecho un agrio reproche
de un bosque encantado vuelto del revés.

Voy a plantar lirios dentro de mi mente,
en jardín con fuente de agua cantarina,
con estrella blanca, alta, reluciente,
y con sol que emane suave luz divina.

Emma-Margarita R. A.-Valdés

 

 

Anterior       Siguiente

Portada "Maternidad..., es poesía"

Índice "Maternidad..., es poesía"

Libros de Emma-Margarita R. A.-Valdés

Portada general

Si quiere enviar un mensaje recomendando

estas páginas, pulse AQUÍ

Añada este sitio a sus Favoritos

Pintor: Félix Mas

 

Anterior

Índice

Siguiente

Todos los derechos reservados © - 2001 Emma-Margarita R. A.-Valdés