APOSTOLADO SEGLAR :

                  "Apostolado es toda la actividad del Cuerpo Místico dirigida a propagar el reino de Cristo en toda la tierra para gloria de Dios Padre, y hacer así a todos los hombres partícipes de la redención salvadora". "A todos los cristianos se impone la dulcísima tarea de trabajar para que el mensaje divino de la salvación sea conocido y aceptado" (Vaticano II: Apostolicam actuositatem). "Los fieles deben convencerse cada vez más de la importancia de su compromiso apostólico en la parroquia" (Juan Pablo II). "El alma de todo apostolado es el amor hacia Dios y hacia los hombres" (Vaticano II: Lumen gentium).

EL APOSTOLADO EN LOS EVANGELIOS:

-"Id por todo el mundo y predicad el Evangelio a toda criatura" (Mc 16,15)

-"Venid en pos de mí y os haré pescadores de hombres" (Mt 4,19; Mc 1,17; Lc 5,10)

- "Vosotros sois la sal de la tierra, pero si la sal se desvirtúa ¿con que se salará?" "Vosotros sois la luz del mundo..." (Mt 5,13-16)

- "El árbol que no da buenos frutos es cortado y arrojado al fuego" (Mt 7,19)

-"Quitadle el talento y dádselo al que tiene diez... a ese siervo inútil echadle a las tinieblas exteriores; allí habrá llanto y crujir de dientes" (Mt 25,28-30; Lc 19,12-27)

- "Aquel, pues, que escucha mis palabras y las pone por obra, será como el varón prudente, que edifica su casa sobre roca" (Mt 7,24; Lc 13,25-.27; 6,47-49)

- "A todo aquel que me confesare delante de los hombres, yo también le confesaré delante de mi Padre que está en los cielos" (Mt 10,32)

- "El que halla su vida la perderá, y el que la perdiere por amor a mí, la hallará" (Mt 10,39)... "Pues ¿qué aprovecha al hombre ganar todo el mundo si el se pierde y se condena?"... (Lc 9,23-27; Mc 8,34-38)

- "La mies es mucha, pero los obreros pocos" (Mt 9,37)

- "Id más bien a las ovejas perdidas..., y en vuestro camino predicad diciendo: El reino de Dios se acerca" (Mt 10,6)

- "Llamando así a los doce, comenzó a enviarlos de dos en dos" (Mc6,7)

                  En los Evangelios hay numerosos pasajes en relación con el apostolado y la caridad. Cristo dice también: "Venid, benditos de mi Padre, tomad posesión del reino preparado para vosotros desde la creación del mundo. Porque tuve hambre y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; peregriné, y me acogisteis; estaba desnudo y me vestisteis; preso, y vinisteis a verme...Todo lo que hiciereis al más pequeño de mis hermanos a Mí me lo hacéis" (Mt 25,40). No puede separarse la propia salvación del intento de buscar la de nuestros hermanos, porque en el  Cuerpo Místico nuestra suerte está ligada a la suya por esa sublime Comunión de los Santos. Por eso la Legión de María basa su apostolado en la doctrina del Cuerpo Místico y recuerda las palabras del Profeta en el Exilio: "Si tú no hablas al impío para apercibirle de su mal camino, el impío morirá por su culpa, pero de su sangre te pediré yo cuenta a ti". 

LA LEGIÓN DE MARÍA:

                  "En las circunstancias actuales es de todo punto necesario que en la esfera de la acción seglar se robustezca la forma asociada y organizada del apostolado" (Vaticano II: Apostolicam actuositatem). La LEGIÓN DE MARÍA es una asociación de católicos, perfectamente organizada, que persigue la santificación de sus miembros a través de la evangelización. Tiene como fin la gloria de Dios mediante la oración y la colaboración activa en la obra de la Iglesia. El espíritu de la LEGIÓN DE MARÍA es el de María misma (Manual Oficial de la Legión de María) y se basa en la acción conjunta del Espíritu Santo y de María en la obra de la Redención.

                   La LEGIÓN DE MARÍA es esencialmente evangelizadora, sin exigir desembolso alguno al socio, sin embargo no permanece insensible ante las necesidades del hombre e informa de los casos, conocidos en el ejercicio de su apostolado, a las organizaciones de la acción caritativa de la Iglesia.

                   Puede pertenecer a la LEGIÓN DE MARÍA todo católico que practique fielmente su religión.

HISTORIA DE LA LEGIÓN DE MARÍA:

                   El 7 de Septiembre de 1921, a las 8 de la noche, víspera de la fiesta de la Natividad de nuestra Señora, un alto funcionario del Ministerio de Finanzas del Estado Irlandés, Frank Duff, convocó en Dublín a varias personas, buscando cauces nuevos para el apostolado. De esta primera reunión surgió la LEGIÓN DE MARÍA, que hoy está presente en casi todos los países del mundo. Es una asociación pública de Derecho Pontificio (9-XII-1950) y de ámbito internacional. Fue reconocida por la Conferencia Episcopal Española en 1990 y tiene personalidad civil (8-IX-1983). Ha sido establecida en todas las diócesis del territorio nacional. Internacionalmente el Consejo Superior radica en Dublín. Está integrada en el Foro de Laicos.

TESTIMONIOS SOBRE LA LEGIÓN DE MARÍA:

- PIO XI: "Bendecimos muy particularmente a esta hermosa y Santa obra: La Legión de María. Su nombre ya dice bastante"

- PIO XII: "Estoy muy agradecido a la Legión de María por sus grandes servicios a la Iglesia".

-JUAN XXIII: "La Legión de María presenta el verdadero rostro de la Iglesia Católica"

-PABLO VI: "Instrumento de asombrosa eficacia para la edificación y extensión del Reino de Dios"

-CARDENAL GRIFFIN: "Es una bendición para un párroco tener la Legión de María"

-CARDENAL SIRI: Cuento con la Legión de María para penetrar donde nadie hasta ahora ha podido hacerlo

-CARDENAL RIBERI: "La Legión de María es, esencialmente, una escuela de espiritualidad mariana al servicio del apostolado. ...renueva el fervor de los primeros siglos... es una de las mejores cosas que la Iglesia tiene en nuestros días... uno de los más preciosos regalos que Nuestra Señora ha hecho al mundo moderno... La Legión de María es el milagro del mundo actual"

-CARDENAL TARANCÓN: "La Legión de María está realizando una magnífica labor de apostolado... sus procedimientos son tan adecuados a los momentos presentes, su apostolado es tan atrayente y seductor, tan palpitante de vida, que a todos cautiva... Por ello recomendamos sinceramente esta asociación"

-UN OBISPO DEL ECUADOR: "La Legión de María ha hecho en El Ecuador en tres años lo que no se había hecho en veinticinco"

-JUAN PABLO II: "Sois un movimiento de laicos que se propone hacer de la fe la aspiración de la propia vida, hasta conseguir la santificación personal. Vuestra espiritualidad es eminentemente mariana, no sólo porque la Legión se gloría de llevar como bandera desplegada el nombre de María, sino sobre todo porque tratáis de prestar vuestro servicio a cada uno de los hombres, en la verdad de la íntima participación de la Virgen Madre en el plan de salvación"

TRABAJOS LEGIONARIOS:

Las formas en que lleva a cabo el apostolado son muy diversas, sus campos de evangelización son múltiples:

- Aproximación a los alejados de la Iglesia

- Trabajos en lugares de droga, prostitución, cárcel, etc.

- Integración de los marginados en la sociedad

- Ayuda a las jóvenes para evitar los abortos

- Asistencia a enfermos y ancianos, en residencias y domicilios

- Atención a problemas de las familias y del mundo

- Visita a los hogares de la parroquia

- Catequesis de niños, jóvenes y adultos

- Promoción integral de la comunidad social

- Preevangelización: actividades deportivas y culturales

- Evangelización: conferencias, cursillos, etc.

- Contactos personales

- Contactos con los jóvenes en lugares de ocio

- Colaboración con las distintas campañas de la Iglesia

- Etc.

ORGANIZACIÓN DE LA LEGIÓN DE MARÍA:

                   Los socios se clasifican en dos grupos: activos y auxiliares. Son socios activos los que asisten un día a la semana a una junta de hora y media de duración, como máximo, y realizan un trabajo apostólico concreto durante un mínimo de dos horas semanales, en compañía de otro socio activo. Son socios auxiliares los que no pudiendo asumir los deberes del socio activo, se comprometen a ayudarle con sus oraciones (Santo Rosario e invocaciones legionarias). Ambos grupos de socios pueden alcanzar grados superiores en espiritualidad, los activos ser pretorianos y los auxiliares, adjutores. Estos grados adicionales se obtienen añadiendo, a sus compromisos iniciales, oír misa y comulgar todos los días y el rezo diario de un oficio aprobado por la Iglesia.

                   La Legión de María está estructurada siguiendo el modelo de la legión romana. La unidad orgánica se llama praesidium y adopta por nombre un título de la Virgen. Cada praesidium debe afiliarse a un Consejo superior. Los consejos superiores son: curia, comitium, regia, senatus y concilium. El concilium es el consejo central que gobierna la Legión de María y radica en Dublín, Irlanda.

                    Tiene una revista mensual: el Boletín "Legión de María", y otras publicaciones referidas al propio Movimiento.

                   Desarrolla actividades formativas periódicas en reuniones semanales y mensuales: asociación de los patricios, retiros, ejercicios espirituales, congresos, escuelas de formación, cursillos, etc. Promueve excursiones y actos festivos. Tiene diariamente presentes en sus oraciones a los legionarios fallecidos, y cada año ofrece misas por ellos.

                   Además de los trabajos de difusión para el conocimiento de la Legión de María en las diócesis, tiene otros de evangelización y expansión : Peregrinatio pro Cristo, Íncolae Maríae y Exploratio dominicalis.

 EL SANTO ROSARIO:

Una meta importante de la Legión de María es llevar a las personas, y especialmente a las familias, el rezo del Santo Rosario. Pio IX dijo "si tuviera un ejercito que rezase el Rosario, conquistaría el mundo". El Rosario "es el remedio para todos nuestros males, la raíz de todas nuestras bendiciones" (León XIII). "De todas las oraciones el Rosario es la más bella y la más rica en gracias" (San Pío X). "Es el Evangelio resumido" (Pío XII). "Es la Biblia" (Juan XXIII). "Para ser cristiano hay que ser mariano. Rezad el Rosario" (Pablo VI). Por eso la Legión de María recomienda, con Juan Pablo II, "el Rosario en las manos, y el Dulce Nombre de la Madre en los labios". Lourdes y Fátima también lo recuerdan. El rezo del Santo Rosario tiene concedida indulgencia plenaria cuando se reza en la iglesia u oratorio, en familia, en comunidad religiosa o en asociación piadosa. Y tiene indulgencia parcial en otras ocasiones.  

(Se puede añadir el rezo del Rosario, como aparece AQUÍ)

ORACIONES A LA SANTÍSIMA VIRGEN:

        Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra; Dios te salve. A ti llamamos los desterrados hijos de Eva; a ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. Ea, pues, Señora, abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos; y después de este destierro muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. ¡Oh clementísima, oh piadosa, oh dulce Virgen María!. Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Jesucristo. Amen.

        Acordaos, ¡oh piadosísima Virgen María!, que jamás se oyó decir que ninguno de los que han acudido a vuestra protección, implorando vuestra asistencia y reclamando vuestro socorro, haya sido abandonado de Vos. Animado con esta confianza a Vos acudo, ¡oh Madre Virgen de las vírgenes!, y gimiendo bajo el peso de mis pecados, me atrevo a presentarme ante vuestra presencia soberana. No despreciéis mis súplicas, ¡oh Madre de bondad!, antes bien, escuchadlas y acogedlas favorablemente. Amen

        Bendita sea tu pureza, y eternamente lo sea, pues todo un Dios se recrea en tan graciosa belleza. A ti, celestial Princesa, Virgen sagrada, María, te ofrezco en este día alma, vida y corazón. Mírame con compasión,¡no me dejes, Madre mía!.

        ¡Oh, Señora mía!, ¡oh, Madre mía!. Yo me ofrezco todo a Vos, y en prueba de mi filial afecto os consagro en este día mis ojos, mis oídos, mi lengua, mi corazón; en una palabra, todo mi ser. Ya que soy todo vuestro, oh Madre de bondad, guardadme y defendedme como cosa y posesión vuestra. Amen.

LA MEDALLA MILAGROSA:

                   Los legionarios de María, en sus contactos personales y trabajos de difusión, tienen por costumbre repartir la Medalla Milagrosa, que debe su origen a las apariciones marianas de 1830 a Santa Catalina Labouré, Hija de la Caridad, en la Capilla de la Calle Bac, en París. La primera aparición tuvo lugar el 27 de Noviembre (actualmente el día de la fiesta de la Señora de la Medalla Milagrosa) y confió a la Santa la misión de acuñar una medalla según el modelo que le reveló, prometiéndole: "las personas que la lleven con confianza recibirán grandes gracias, sobre todo si la llevan pendiente del cuello". A la vista de las mercedes extraordinarias debidas a esta medalla, el Arzobispo de París mandó hacer una investigación oficial, llegando a la siguiente conclusión: "los hechos maravillosos y las Gracias singulares que los fieles han obtenido con su confianza, parecen verdaderamente los signos por los cuales el Cielo ha querido confirmar la realidad de las apariciones", y el Papa Gregorio XVI ratificó las conclusiones del Arzobispo de París. Los acontecimientos de Lourdes confirmaron la recomendación de la Virgen, según la declaración de Santa Bernadita (que llevaba al cuello la Medalla Milagrosa): "la Señora de la Gruta se me ha aparecido como está representada en la Medalla Milagrosa". La invocación de la medalla: "Oh María sin pecado concebida, rogad por nosotros que recurrimos a Vos", movió al Papa Pio IX, en 1854, a definir el dogma de la Inmaculada Concepción.

        Los legionarios de María aprecian mucho esta medalla, tan íntimamente ligada a la historia de la Legión. La imagen de la Milagrosa adornó la mesa de la primera junta, sigue presidiendo todos los actos y aparece, de forma destacada, en el estandarte. La invocación se repite cada día en las oraciones legionarias. El legionario es, por decirlo así, una medalla viviente, un humilde instrumento en manos de la Virgen, para derramar sus gracias por el mundo y, por medio del rito de su alistamiento, se convierte en miembro de la Asociación de la Medalla Milagrosa, sin necesidad de inscripción oficial, de esta forma queda facultado para obtener todas las indulgencias otorgadas a esta Asociación.

Contenido

Sugerencias para las difusiones

Algunas ideas para el apostolado

Grupos juveniles

Fechas y actos legionarios