COMO UNA NIÑA, MADRE DEL CIELO

Por 

Emma-Margarita R. A.-Valdés

 

   

 

 

  Déjame apoyar mi cabeza

en tu regazo

de amor materno.

Déjame arrancar este duelo

del corazón

y cobijarlo

bajo tu velo

devotamente.

¡Quiero olvidar

su latido seco en mi frente!

 

Déjame vivir a tu lado,

cerca de ti

podré volar.

Déjame sentir tu amistad

y aquel perdón

que te pedí

por tu bondad

y tu desvelo.

¡Quiero reír,

quiero cantar, madre del cielo!

 

Déjame rezar a tus pies,

junto a la cuna

del Nazareno.

Déjame abrazar el consuelo

de su Pasión,

tocar su túnica

en el Carmelo

rendidamente.

¡Quiero encontrar

valor en mi cuerpo doliente!.

 

Déjame dormir con la luz

que a tus pupilas

da la piedad.

Déjame morir en el umbral

de mi ilusión,

de la delicia

del buen final

que en Él anhelo.

¡Quiero, al partir,

alcanzarle en místico vuelo!.  

 

Yo, solamente,

madre del cielo,

soy como un niño

que tiene miedo.

 

 

  Emma-Margarita R. A.-Valdés    

Del libro "Versos de amor y gloria"

Biblioteca de Autores Cristianos (BAC)

 

  Poesía trascendental  

Virgen María

Contenido

Libro "Antes que la luz de la alborada, tú, María"

Si quiere enviar un mensaje recomendando estas páginas, pulse AQUÍ

Añada este sitio a sus Favoritos

Libros de Emma-Margarita R. A.-Valdés